Información

Detectar el cáncer o una predisposición genética basada en la secuenciación del ADN

Detectar el cáncer o una predisposición genética basada en la secuenciación del ADN


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

No soy de ninguna manera un biólogo, así que no se preocupe.

¿Cuál sería un método para determinar si un paciente tiene cáncer basándose únicamente en una secuencia genómica?

Actualizar Gracias por la ayuda para revisar las preguntas.

  1. ¿Qué información se puede extraer una vez que se ha secuenciado un genoma?

  2. ¿Es posible derivar si una persona tiene cáncer basándose únicamente en el genoma que fue secuenciado? es decir, ¿hay anomalías a tener en cuenta para detectar el cáncer?


Respondiendo a su pregunta 2:

¿Es posible derivar si una persona tiene cáncer basándose únicamente en el genoma que fue secuenciado? es decir, ¿hay anomalías a tener en cuenta para detectar el cáncer?

Yo diría que no. El problema con las mutaciones es que todavía no sabemos exactamente qué mutaciones son necesarias para que una célula se convierta en una célula tumoral primaria. Hay anomalías, pero las conocemos en tumores completamente desarrollados. Puedo dar un ejemplo (necesito explicarlo un poco más) para mostrar esto:

La expresión de genes depende de muchas señales diferentes, algunas provienen del exterior de la célula (por ejemplo, de factores de crecimiento) y se transmiten al núcleo a lo largo de las llamadas vías de transducción de señales. Para el melanoma (cáncer de piel), las mutaciones en algunos elementos clave de estas vías están mutadas con bastante frecuencia, por ejemplo, encontramos mutaciones en una quinasa (una enzima que fosforila otras proteínas) en aproximadamente el 60% de los casos. Esta quinasa se llama Braf y lleva mutaciones en el aminoácido 600 que lo cambian de valina a ácido glutámico (llamado así Braf-V600E). Esto hace que la quinasa esté permanentemente activa (también cuando no debería activarse debido a una señal faltante), lo que derugula la expresión génica que de otro modo estaría bastante bien controlada.

El problema con la mutación Braf-V600E es que no solo se encuentra en las células del melanoma, sino también en los nevos benignos. Solo que estos suelen ser senescentes (es decir, que no se dividen y solo se asientan sobre la piel) e inofensivos. La mayoría de ellos nunca se transforman en melanoma, pero algunos sí y aquí no sabemos por qué. Obviamente, las células necesitan recoger otras mutaciones en su camino para convertirse en células cancerosas y hay bastantes posibilidades para eso.

El cáncer es una enfermedad bastante compleja, que está sometida a una alta presión de selección: las células necesitan evadir el sistema inmunológico y también ser capaces de sobrevivir, proliferar y diferenciarse. La secuenciación del genoma completo ha abierto una puerta para comprender mejor los cánceres y también para diagnosticarlos mejor en términos de tratamiento, pero no creo que realmente pueda hacer esto solo sobre la base de una secuencia, ya que hay demasiadas posibilidades para mencionar. resultados falsos positivos (y también negativos). Es posible que el proyecto del genoma del cáncer cambie esto, pero tengo dudas al respecto.


Al secuenciar el genoma de un humano (espero haberlo dicho correctamente), ¿existe una diferencia entre el genoma antes y después de que se descubra que el paciente ha desarrollado algún tipo de cáncer?

Si está preguntando si las células cancerosas tienen un genoma alterado en comparación con el resto del organismo, sí, este suele ser el caso.

¿Cuál sería un método para determinar si un paciente tiene cáncer o no basándose únicamente en una secuencia genómica?

Si raspa algunas células de las mejillas para realizar la secuenciación de ADN, sabrá cuál es la secuencia en esas células de las mejillas y podrá imaginar que la mayoría de las células del resto del cuerpo tienen la misma secuencia. Pero si algunas, digamos, células cerebrales han adquirido errores genéticos que hacen que se vuelvan locas, eso no cambiará mágicamente el ADN en las células de las mejillas.

Se podría identificar una predisposición genética ... si los científicos hubieran determinado una. Por ejemplo, Angelina Jolie se sometió a una mastectomía doble porque tanto su historial familiar como su genética indicaban claramente que de lo contrario contraería cáncer de mama.


¿La secuenciación del genoma traerá medicina de precisión para todos?

La frase de moda entre un pequeño ejército de empresas de biotecnología que buscan afianzarse en el mercado de la salud en constante expansión es "medicina personalizada" o, como también se le conoce, "medicina de precisión". En el núcleo de este concepto está la comprensión de que todos somos diferentes, con diferentes estructuras biológicas y diferentes entornos. Por lo tanto, un enfoque único para el diagnóstico y el tratamiento está desactualizado.

Una de nuestras áreas de diferencia más importantes, y ciertamente la que está cada vez más sujeta a análisis científico científico, es nuestro genoma personal. La revolución genética del siglo XXI ha sido tan dramática como la que se ha visto en la tecnología informática. El primer genoma humano en ser secuenciado tomó 13 años. Ahora se puede hacer en un día. La información genética que costó alrededor de £ 2 mil millones extraer en 1990 ahora se puede obtener por un par de cientos de libras.

Todo lo cual ha llevado a una enorme expansión de la investigación genética, así como a la llegada de empresas privadas que ofrecen perfiles genéticos directos al consumidor. Pero, ¿a qué equivale? ¿Estamos al borde de una nueva era de la medicina a medida, en la que cada uno de nosotros es tratado como biológicamente único y nuestro perfil genético particular determina con precisión qué atención recibimos? ¿O todo el bombo oculta una vista mucho más limitada? ¿Y qué preocupaciones éticas implica compartir nuestra información más esencial, nuestro propio código genético?

“Hay condiciones, particularmente enfermedades raras como los trastornos del desarrollo infantil, donde la secuenciación del genoma es extremadamente beneficiosa e incluso puede salvar la vida de algunas personas”, dice Caroline Wright, profesora titular de genómica en la Universidad de Exeter. "También hay condiciones, por ejemplo, muchas enfermedades comunes, en las que actualmente no hay evidencia de que la secuenciación del genoma sea beneficiosa para las personas".

Uno de los kits de muestras de saliva de 23andMe. Fotografía: Zuma Press, Inc./Alamy

A principios de este año, el secretario de salud, Matt Hancock, se metió en problemas cuando anunció planes para que el NHS introdujera sin demora las pruebas predictivas de cánceres comunes y enfermedades cardíacas. Dijo: "Cada secuencia del genoma nos acerca un paso más a desbloquear tratamientos que salvan vidas".

Citó su propia experiencia de secuenciar su genoma. Descubrió que tenía una predisposición más alta que la media al cáncer de próstata, por lo que fue a su médico para hacerse una prueba.

Pero los críticos argumentaron que Hancock había malinterpretado su riesgo y había sobrecargado innecesariamente al NHS con sus preocupaciones.

“Es probable que la detección de personas sanas que utilizan cualquier tipo de tecnología identifique falsamente a las personas que tienen (o están en riesgo de desarrollar) enfermedades que no tienen y que no contraerán, lo que les causa daño psicológico y, a menudo, físico, y le cuesta bastante al NHS un poco en pruebas innecesarias y potencialmente en tratamientos ”, dice Wright. "Un servicio nacional de salud debe ser principalmente para pruebas y tratamientos probados, lo que incluye la secuenciación del genoma en ciertos casos".

Pero incluso los críticos del plan de Hancock, como Anneke Lucassen, profesora de genética clínica en la Universidad de Southampton, ven la necesidad de una mayor secuenciación, en particular de una gama más diversa de personas.

"Todavía no tenemos suficiente evidencia de lo que hacen las variantes genómicas en diferentes contextos, y necesitamos mucha más investigación antes de que podamos usar de manera realista gran parte de esto en la atención médica", dice Lucassen. "Como tenemos muy pocos datos sobre cualquier otra cosa que no sea la variación genética ancestral del norte de Europa, necesitamos con urgencia averiguar más sobre otras ascendencias".

Gran parte de los datos del genoma disponibles en la actualidad provienen del Proyecto 100,000 Genomes respaldado por el gobierno, que ha secuenciado genomas de pacientes del NHS afectados por enfermedades raras o cáncer, poniendo los resultados a disposición de investigadores aprobados. Más controvertido, las empresas privadas se han aprovechado de lo económico de la secuenciación, ofreciendo kits simples directamente a los consumidores.

Una llegada reciente es Sano, una startup en Cambridge Science Park. A diferencia de algunos nombres más establecidos, como 23andme, que ofrecen informes de secuenciación general, Sano busca actuar como un emparejador entre personas con condiciones particulares (o una predisposición genética a ellas) e investigadores en campos relacionados.

Su director ejecutivo, Patrick Short, de 28 años, es de Carolina del Norte. Hizo su doctorado en genómica matemática y medicina en la Universidad de Cambridge y fundó Sano hace tres años con dos compañeros estudiantes de doctorado. Dice que hay tres fases principales en el avance de la medicina personalizada. Primero, mejor diagnóstico, luego mejor tratamiento como resultado de un mejor diagnóstico. Y la tercera etapa, dice, será una detección y prevención mucho más tempranas.

“Esta es una de las grandes promesas de la medicina genética”, dice Short. "Debido a que nuestro ADN no cambia a lo largo de nuestras vidas, nuestro ADN, junto con la información sobre nuestro entorno y comportamiento, debería ser una herramienta poderosa para avanzar hacia una atención médica proactiva en lugar de reactiva".

Análisis de Genomapp en un teléfono inteligente. Fotografía: Blackzheep / Getty Images / iStockphoto

Pero, debido a que nuestro ADN es clave para quiénes somos, y con nuestro genoma nuestro código privado, existe mucha sensibilidad sobre la protección de la información genética. Los avances en el campo han dado lugar a varias cuestiones éticas. En términos de identificación, en Estados Unidos ha habido casos de muestras de ADN rastreadas, a través de coincidencias cercanas en sitios web de genómica, a las relaciones de un sospechoso en un crimen, y esto ha llevado a arrestos. Es solo una de las formas más dramáticas en que nuestros datos genéticos, una vez en el ámbito público, pueden afectarnos no solo a nosotros sino a los demás.

De cara al futuro, existe la preocupación de que las aseguradoras de salud y los empleadores puedan exigir u obtener acceso a datos genéticos personales. Incluso hoy en día existe el temor de que la información de ADN se comercialice sin el conocimiento o el consentimiento informado del consumidor (ya que a menudo el consentimiento está enterrado profundamente en formularios de acuerdos prolijos).

Sin embargo, Jeffrey Skopek, profesor de derecho y ética médica en la Universidad de Cambridge, cuestiona la creencia de que todo lo genético requiere mayor protección que otra información, una creencia que él denomina “excepcionalismo genético”.

"Hay mucha información sobre nosotros que está relacionada con la salud, de la cual se pueden extraer inferencias de salud, que exponemos al mundo y a nuestros empleadores todo el tiempo", argumenta. "Podría darse el caso, por ejemplo, de que los algoritmos que miren sus me gusta en Facebook puedan predecir los resultados de salud".

Sano, que ofrece informes personalizados basados ​​en la secuenciación del genoma, se enorgullece de dejar a los consumidores a cargo de sus datos, por lo que no se transmite nada con fines de investigación, ni siquiera de forma anónima, sin un acuerdo firmado. Short dice: "Creamos nuestra plataforma específicamente para permitir que los participantes tengan un control total sobre el uso de datos".

La configuración predeterminada en el sitio web de Sano es solicitar el consentimiento cada vez que el consumidor proporciona nueva información, para evitar el peligro de que alguien accidentalmente abra sus datos.

Short cree que los consumidores han sido engañados por muchas empresas de pruebas genéticas, que, dice, "a menudo sacrifican la integridad científica para vender kits". Ha habido casos de falsos positivos, en los que se hizo creer a los consumidores que estaban predispuestos a una afección, y de falsos negativos en los que al consumidor se le dio un visto bueno erróneamente. Tales errores se han producido en parte porque la mayoría de las pruebas de secuenciación analizan una pequeña fracción de ADN y, por lo tanto, pueden detectar algunas mutaciones sin notar otras. Además, la interpretación de la información genética es compleja y requiere una comprensión sofisticada del genoma y el entorno de una persona.

En los EE. UU., A 23andMe se le retiró la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) durante un par de años, debido a la preocupación por los resultados inexactos. Se restableció después de que la compañía tomó medidas para cumplir con las regulaciones de la FDA. Ahora, la firma se centra en una selección de afecciones para las que existen marcadores genéticos conocidos, como la diabetes tipo 2, el cáncer de mama y la enfermedad celíaca, y enfatiza que estos marcadores solo influyen en sus posibilidades de desarrollar una afección.

En julio, Dante Labs lanzó un servicio de pruebas genéticas para consumidores. Una prueba de secuenciación "super premium, genoma completo" en muestras enviadas a su laboratorio en L'Aquila, cerca de Roma, cuesta actualmente 599 euros (500 libras esterlinas). Por esta suma, los usuarios reciben un "chequeo completo para todas las enfermedades comunes y raras".

Sano, Dante, 23andMe y otras empresas de pruebas permiten a los usuarios descargar sus datos sin procesar. Pueden subir esto a un sitio de terceros como Genomapp para una interpretación adicional. En el caso de Genomapp, se le informará a través de su aplicación sobre su riesgo de desarrollar unas 300 afecciones y enfermedades.

Entonces, si bien las empresas de pruebas pueden intentar asegurarse de entregar información a sus clientes de manera responsable, no hay nada que impida a los usuarios comprar sus datos para un análisis más detallado. Como señala Skopek: "Hay un cierto conjunto de preocupaciones que surgen cuando el médico está fuera de la ecuación".

Kit de prueba de saliva de Sano. Fotografía: Sano Genetics

Sano tiene como objetivo proporcionar un servicio de secuenciación de próxima generación, con asesores genéticos disponibles, un médico involucrado y buenos vínculos con el NHS. Pero eso es solo un objetivo, y no un plan que Short espera ver realizado durante al menos un año. Dado el tiempo que lleva formar relaciones laborales, incluso un año puede ser muy optimista.

Mientras tanto, dice Short, Sano ofrece tres tipos de kit de prueba. Su kit de genotipado, que cuesta £ 125, analiza menos del 0.02% del ADN de una persona. Exome Plus mide hasta el 2% de su ADN y cuesta £ 450. Por £ 950 puede medir todo su ADN con la opción Whole Genome.

“La mayoría de nuestros proyectos de investigación están conectando a personas que ya tienen una afección diagnosticada”, dice Short. Así que las personas con artritis psoriásica pueden, como dice Short, “contribuir a la investigación y aprender más sobre cómo la genética puede afectar la gravedad”. Hay un estudio similar en marcha para personas con úlceras de estómago.

Pero, ¿qué pasa con las personas sin una afección conocida? Si ninguno de los kits proporciona un diagnóstico en este momento, ¿qué es lo que ofrecen?

Bueno, puede aprender cómo los rasgos como la detección de olores, los ritmos circadianos, el consumo de café, la dependencia de la nicotina y la calvicie de patrón masculino están influenciados por sus genes. Es algo intrigante, pero tal vez no sea el tipo de análisis que animará a muchas personas a marcar la casilla de £ 950.


Prueba genética

Las pruebas genéticas buscan cambios en su ADN que puedan informar su atención médica. Hable con su médico sobre si las pruebas genéticas son adecuadas para usted.

¿Qué son las pruebas genéticas?

Las pruebas genéticas buscan cambios, a veces llamados mutaciones o variantes, en su ADN. Las pruebas genéticas son útiles en muchas áreas de la medicina y pueden cambiar la atención médica que usted o un miembro de su familia reciben. Por ejemplo, las pruebas genéticas pueden proporcionar un diagnóstico de una afección genética como X frágil o información sobre su riesgo de desarrollar cáncer. Existen muchos tipos diferentes de pruebas genéticas. Las pruebas genéticas se realizan con una muestra de sangre o saliva y los resultados suelen estar listos en unas pocas semanas. Debido a que compartimos el ADN con los miembros de nuestra familia, si se descubre que tiene un cambio genético, los miembros de su familia pueden tener el mismo cambio. El asesoramiento genético antes y después de las pruebas genéticas puede ayudarlo a asegurarse de que usted es la persona adecuada en su familia para hacerse una prueba genética, que debe hacerse la prueba genética correcta y que comprende sus resultados.

Razones para realizar pruebas genéticas

  • Para saber si tiene una condición genética que se presenta en su familia antes de que tenga síntomas.
  • Para conocer la probabilidad de que un embarazo actual o futuro tenga una condición genética.
  • Para diagnosticar una afección genética si usted o su hijo tienen síntomas.
  • Para comprender y orientar su plan de tratamiento o prevención del cáncer

Después de aprender más sobre las pruebas genéticas, es posible que decida que no es adecuado para usted. Algunas razones pueden ser que no es relevante para usted o no cambiará su atención médica, es demasiado cara y los resultados pueden preocuparle o ponerle ansioso.

Tipos de pruebas genéticas

Las pruebas genéticas clínicas son diferentes de las pruebas genéticas directas al consumidor (DTC), que pueden brindar cierta información sobre rasgos médicos y no médicos. Las pruebas genéticas clínicas las solicita su médico por una razón médica específica. Las pruebas DTC generalmente las compran personas sanas que están interesadas en aprender más sobre rasgos como la ascendencia, las respuestas a los medicamentos o el riesgo de desarrollar ciertas afecciones complejas. Los resultados de la prueba DTC se pueden usar para tomar decisiones sobre opciones de estilo de vida o proporcionar problemas para discutir con su médico. Sin embargo, las pruebas DTC no pueden determinar definitivamente si contraerá una enfermedad o no y no deben usarse solas para tomar decisiones sobre su tratamiento o atención médica.

Existen muchos tipos diferentes de pruebas genéticas. No existe una prueba genética única que pueda detectar todas las condiciones genéticas. El enfoque de las pruebas genéticas se individualiza en función de sus antecedentes médicos y familiares y de la afección para la que se realizan las pruebas.

Soltero gene pruebas. Las pruebas de un solo gen buscan cambios en un solo gen. La prueba de un solo gen se realiza cuando su médico cree que usted o su hijo tienen síntomas de una afección o síndrome específico. Algunos ejemplos de esto son la distrofia muscular de Duchene o la anemia de células falciformes. La prueba de un solo gen también se usa cuando hay una mutación genética conocida en una familia.

Prueba de panel. Una prueba genética de panel busca cambios en muchos genes en una prueba. Los paneles de pruebas genéticas generalmente se agrupan en categorías basadas en diferentes tipos de inquietudes médicas. Algunos ejemplos de pruebas de panel genético son tono muscular bajo, estatura baja o epilepsia. Las pruebas genéticas de panel también se pueden agrupar en genes que están asociados con un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, como cáncer de mama o colorrectal (colon).

Pruebas genéticas o genómicas a gran escala. Hay dos tipos diferentes de pruebas genéticas a gran escala.

    examina todos los genes del ADN (exoma completo) o solo los genes relacionados con afecciones médicas (exoma clínico). es la prueba genética más grande y analiza todo el ADN de una persona, no solo los genes.

Los médicos solicitan la secuenciación del exoma y del genoma para personas con antecedentes médicos complejos. Las pruebas genómicas a gran escala también se utilizan en la investigación para aprender más sobre las causas genéticas de las afecciones. Las pruebas genéticas a gran escala pueden tener hallazgos no relacionados con la razón por la que se ordenó la prueba en primer lugar (hallazgos secundarios). Ejemplos de hallazgos secundarios son los genes asociados con una predisposición al cáncer o afecciones cardíacas raras cuando buscaba un diagnóstico genético para explicar las discapacidades del desarrollo de un niño.

Prueba de cambios distintos a los cambios genéticos

  • Cromosomas. El ADN está empaquetado en estructuras llamadas cromosomas. Algunas pruebas buscan cambios en los cromosomas en lugar de cambios en los genes. Ejemplos de estas pruebas son cariotipo y microarreglos cromosómicos.
  • La expresion genica. Los genes se expresan o activan a diferentes niveles en diferentes tipos de células. Las pruebas de expresión genética comparan estos niveles entre células normales y células enfermas porque conocer la diferencia puede proporcionar información importante para tratar la enfermedad. Por ejemplo, estas pruebas se pueden utilizar para guiar el tratamiento de quimioterapia para el cáncer de mama.

Tipos de resultados de pruebas genéticas

  • Positivo Y ndash, la prueba encontró un cambio genético que se sabe que causa una enfermedad.
  • Negativo Y ndash, la prueba no encontró un cambio genético conocido como causante de la enfermedad. A veces, se produce un resultado negativo cuando se solicitó la prueba incorrecta o no existe una causa genética para los síntomas de esa persona. Un & ldquotrue negativo & rdquo es cuando hay un cambio genético conocido en la familia y la persona examinada no lo heredó. Si los resultados de su prueba son negativos y no se conoce ningún cambio genético en su familia, es posible que un resultado negativo no le dé una respuesta definitiva. Esto se debe a que es posible que no se le haya realizado la prueba del cambio genético que se produce en su familia.
  • Incierto & ndash una variante de significado desconocido o incierto significa que no hay suficiente información sobre ese cambio genético para determinar si es benigno (normal) o patógeno (causante de enfermedad).

Una buena forma de pensar en las pruebas genéticas es como si le hiciera una pregunta al ADN. A veces no encontramos una respuesta porque no estábamos haciendo la pregunta correcta o porque la ciencia todavía no tenía la respuesta.

Próximos pasos

Si tiene antecedentes familiares de una afección genética, tiene síntomas de una afección genética o está interesado en conocer sus probabilidades de tener una afección genética, hable con su médico sobre si las pruebas genéticas son adecuadas para usted.


No todas las pruebas son iguales

El objetivo de las pruebas genéticas es identificar si una persona tiene una mutación relacionada con una enfermedad específica. Para algunas afecciones, existe una mutación genética conocida que se puede identificar para diagnosticar la enfermedad (por ejemplo, la enfermedad de Huntington es el resultado de una mutación del gen HTT). Hay varios métodos de pruebas genéticas disponibles en la actualidad. Los tres métodos más comunes son el genotipado del polimorfismo de un solo nucleótido (SNP), la secuenciación del exoma completo (WES) y la secuenciación del genoma completo (WGS). Estos varían en costo, accesibilidad y cantidad de información obtenida.

El genotipado SNP (pronunciado "snip") se usa a menudo para determinar si una persona tiene una predisposición genética a padecer trastornos con mutaciones bien conocidas, como el cáncer de mama y la enfermedad celíaca. El genotipado de SNP prueba un conjunto de ubicaciones de genes específicos para determinar qué variantes de SNP están presentes. En un sitio particular de un solo nucleótido, podemos tener uno de los cuatro nucleótidos diferentes (A, T, C, G), la diferencia de un solo nucleótido en el mismo sitio entre diferentes personas se llama una "variante" de SNP. Las variantes también pueden tener una longitud superior a un nucleótido. Hay posiciones específicas de nucleótidos dentro de los genes en las que un nucleótido modificado aumenta el riesgo de enfermedad. El costo de la genotipificación de SNP puede oscilar entre aproximadamente $ 100 y $ 500, según la cantidad de ubicaciones de genes analizadas, lo que la convierte en la más barata de las opciones de prueba. Los productos directos al consumidor de 23andMe y Ancestry usan el genotipado SNP para su método de prueba, pero también se usa clínicamente.

Los métodos WES y WGS son apropiados cuando se realizan pruebas para una amplia gama de posibles enfermedades. Por ejemplo, si un paciente acude a un médico con síntomas raros o inexplicables, se puede utilizar WES o WGS para determinar qué podría estar causando los síntomas.

WES secuencia todos los exones (una colección de todas las regiones codificantes de proteínas de su ADN), que comprenden aproximadamente el 1% de todo el genoma. Si una enfermedad es el resultado de una proteína alterada, como muchos lo son (por ejemplo, Parkinson, Alzheimer & # 8217, fibrosis quística, por nombrar algunos), WES puede ayudar a diagnosticar la afección. El costo de la secuenciación del exoma varía entre $ 500 y $ 5,000, este amplio rango se debe en parte a las diferencias en la cobertura de secuenciación, o cuántas veces se secuencia la muestra de ADN, siendo más precisas las pruebas de mayor cobertura.

WGS secuencia todo su genoma. WGS proporciona más información en comparación con el genotipado de SNP y WES porque incluye información tanto de exones como de intrones. Sin embargo, no toda la información es clínicamente útil todavía porque gran parte del genoma aún no se ha estudiado en profundidad. La investigación genética adicional continúa avanzando en nuestra comprensión de ciertas partes del genoma que aún no se han vinculado a funciones específicas, por lo que esta prueba será cada vez más popular en el futuro. El costo de WGS varía entre $ 2,000 y $ 20,000 (un precio mucho más bajo que el costo del primer WGS que llegó a $ 2,7 mil millones). Actualmente, el WGS se utiliza más para la investigación genética que para el diagnóstico, pero todavía está disponible para los consumidores a través de empresas como Dante Labs.

Figura 3. Cantidades relativas de información en el genoma, exoma y genes actualmente relacionados con la enfermedad.


Detección de mutaciones conocidas

Se sabe cada vez más sobre el tipo y la frecuencia de las mutaciones que predisponen a los tumores y las características de diferentes poblaciones, incluidas las mutaciones fundadoras y los cambios que ocurren de forma recurrente en muchas familias de un grupo étnico determinado. Las pruebas de ADN destinadas a detectar todas las mutaciones conocidas son cada vez más valiosas debido a la eficacia económica inusualmente alta. Genes como BRCA1, MLH1, MSH2 y BVS se han estudiado intensamente en muchas poblaciones y debido a esto se sabe qué mutaciones pueden estudiarse primero y en qué fragmentos de genes [19-21]. Las pruebas de ADN aplicadas con más frecuencia que detectan mutaciones conocidas utilizan las siguientes técnicas:


Detección de mutaciones conocidas

Existe un conocimiento acumulado sobre el tipo y la frecuencia de las mutaciones que predisponen a los tumores, que pueden ser específicas de la población. Estos incluyen tanto mutaciones fundadoras como mutaciones recurrentes en familias de un grupo étnico determinado. Las pruebas de ADN destinadas a detectar todas las mutaciones fundadoras conocidas dentro de una población son muy valiosas debido a una eficacia económica inusualmente alta. genes como BRCA1, MLH1, MSH2 y BVS se han estudiado intensamente y se sabe qué mutaciones deben estudiarse primero antes de realizar cribados más costosos y extensos [36-38] en muchas poblaciones.

Las pruebas de ADN que se aplican con más frecuencia para detectar mutaciones conocidas incluyen las siguientes técnicas:

● PCR de polimorfismo de longitud de fragmentos de restricción (RFLP)

● PCR en tiempo real con sondas TaqMan / SimpleProbes

● tiempo de vuelo de desorción / ionización láser asistido por matriz

● ensayo de tira basado en la reacción de extensión del cebador

RFLP-PCR (polimorfismo de longitud de fragmentos de restricción-PCR)

Se describen las enzimas de restricción que identifican secuencias específicas de los productos de la PCR. Este enfoque se puede utilizar para la detección de todas las mutaciones que conducen a la pérdida o creación de sitios de restricción. Los productos amplificados que contienen un cambio particular se digieren mediante enzimas de restricción y luego se separan por tamaño en geles de agarosa o poliacrilamida.

ASA (amplificación específica de alelos): detección de mutaciones utilizando oligonucleótidos específicos

Una variante convencional de esta técnica utiliza no solo cebadores flanqueantes sino también un cebador completamente complementario al alelo con una mutación o un cebador que es complementario al alelo con una mutación y otro al alelo salvaje, seguido de electroforesis en gel de agarosa. Los cebadores se localizan de tal manera que los diferentes productos de la PCR tienen diferente longitud dependiendo del genotipo de la muestra de ADN examinada. Esta técnica, popular en el pasado, ahora se aplica principalmente en pequeños laboratorios sin equipo especializado.

La versión moderna de esta técnica utiliza sondas cortas específicas de alelos y PCR en tiempo real [39, 40]. Esto permite un análisis muy rápido de muchas muestras de ADN. La tecnología que utiliza una plantilla con oligonucleótidos inmovilizados en una fase sólida puede considerarse una versión moderna de ASA. Una gran ventaja de esta tecnología es la automatización y la posibilidad de analizar hasta unos pocos miles de mutaciones conocidas. En muchos países, el uso de dicha tecnología es limitado debido a los altos costos.

PCR en tiempo real

Una de las técnicas más modernas y aplicadas en biología molecular es la PCR en tiempo real que permite el seguimiento de la cantidad de productos de PCR en cada ciclo de amplificación. También se puede aplicar una modificación de esta técnica basada en la aplicación de sondas fluorescentes y complementaria a las secuencias de fragmentos de ADN examinados para la identificación de cambios genéticos conocidos.

Hay varios sistemas basados ​​en esta técnica que difieren en el tipo de sonda utilizada para la detección de los cambios específicos. Entre ellos, destacan los sistemas que aplican sondas TaqMan y Simple.

Sondas TaqMan

Cada una de las dos sondas específicas del fragmento amplificado (a la variante de ADN 'normal' y 'mutante') utilizada en este sistema está marcada en el extremo 5 'con un colorante indicador: FAM (6-carboxifluoresceína), VIC, HEX ( hexacloro-6-carboxifluoresceína), TET (tetracloro-6-carboxifluoresceína) o JOE (2,7-dimetoxi-4,5-dicloro-6-6-carboxifluoresceína) y en el extremo 3 'apagando el colorante: TAMRA (6-carboxi-tetrametil-rodamina) o DABCYL (ácido 4- (4'-dimetilaminofenilazo) benzoico). La corta distancia entre los tintes dentro de la misma sonda conduce a la extinción de la fluorescencia. Durante la reacción de PCR en la etapa de hibridación del cebador, una sonda marcada se une específicamente a un molde específico entre los sitios de hibridación del cebador. Su extremo 3 'no está disponible, lo que significa que en la siguiente etapa, extensión del cebador, esta sonda no se puede alargar con cebadores. La polimerasa utilizada en este sistema muestra actividad 5'-3 'y degrada la sonda durante la construcción de la cadena de ADN. Esto conduce a la liberación del tinte informado del tinte de extinción y provoca un aumento de la fluorescencia de uno (en el caso de homocigotos) o dos (en el caso de heterocigotos) tintes indicadores (Figura 6). Este proceso ocurre durante cada ciclo, provocando un aumento de la señal de fluorescencia de cada ciclo, lo que permite la detección de la señal en cada momento de la reacción.

Discriminación alélica TaqMan para MLH1 (homólogo 1 de mutL) c.677 ensayo G & gtT. El genotipo G / G se muestra como un punto con forma de triángulo claro, el genotipo G / T como un punto con forma de triángulo oscuro, el control en blanco como un punto con forma redonda.

Las sondas utilizadas en este sistema tienen una longitud de 20 a 40 nucleótidos. El número de pares de GC en su secuencia es del 40 al 60%. Las sondas no deben incluir repeticiones de un solo nucleótido, particularmente guanina. Además, la secuencia de la sonda no debe ser complementaria a las secuencias de los cebadores ni a las secuencias del molde en los sitios de los cebadores de hibridación. Es importante que la sonda no incluya guanina en el extremo 5 ', porque su presencia apaga el tinte indicador incluso después de separarlo del enfriamiento [41]. La modificación de este sistema se puede lograr aplicando una sonda TaqMan (descrita como Minor Groove Binder o tipo MGB), en la que el grupo MGB se fija al extremo 3 '. Protege la estabilización de la hibridación de la sonda haciendo coincidir el complejo resultante de la sonda y la plantilla de ADN. La interacción del grupo MGB con el complejo sonda-plantilla aumenta la temperatura de fusión de la sonda en 15-30 ° C, lo que permite el uso de sondas de secuencia mucho más corta (14-18 nucleótidos). Esto es valioso durante los análisis de polimorfismos de un solo nucleótido porque es más fácil desestabilizar sondas cortas bajo la influencia de cambios de nucleótidos en la secuencia examinada [42].

Sondas simples (sondas de extinción de guanina)

La guanina muestra características de extinción de la fluorescencia de moléculas como FAM o JOE. En esta técnica, se utiliza un fragmento corto de ADN de una sola hebra de 20-30 nucleótidos de longitud (sonda molecular) con una secuencia complementaria al ADN examinado que contiene el cambio / mutación marcado en 5 'o 3' con colorante fluorescente (FAM o JOE). usó. Esta técnica permite la identificación de variantes o mutaciones heterocigotas y homocigotas midiendo el aumento de fluorescencia logrado en el gradiente de temperatura (Figura 7). The probe hybridising with the examined sequence is usually at a higher melting temperature if it hybridises with the fully complementary strand and lower melting temperature if an unpaired nucleotide is found in the probe. Reading the fluorescence levels during the temperature increase in the range 40-80°C allows the specific DNA change to be identified. Application of complementary fluorescent probes has several advantages. They include: high sensitivity, short time and full automation of the analyses and low risk of contamination by performing all stages in closed wells. The disadvantages of this technique include the necessity of protecting probes for particular sequences and low generality of experimental conditions [41].

Melting curve and melting peak charts for mutation in c.178 G>T in MC1R ( melanocortin 1 receptor) gene (heterozygote) compared with wild type (homozygote) using real-time PCR with Simple probes.

MALDI-TOF (matrix assisted laser desorption/ionization time of flight)

MALDI-TOF is one of the techniques of mass spectrometry, applied for detection of changes within examined DNA fragments. Most frequently it is used for analyses of single nucleotide polymorphisms (SNPs). Analyses are preceded by stages based on PCR amplification. The first leads to amplification of selected fragments (in the multiplex version) containing the SNP to be examined. The second is asymmetric (one primer complementary to the sequence close to the polymorphic site), similarly to sequencing with application of dideoxy-nucleotides. After cleaning using ion exchange resin the samples are placed on Spectrochip and finally stimulated using a laser impulse for ion excitation. Total analysis is performed under vacuum, which means that the ion mobility is not disturbed by colliding gas particles. The speed of movement of the exited ions from the examined DNA sample is analysed by a detector that measures the time of ion flight. Ions from larger mass reach the detector more slowly than ions from a smaller mass. Nucleotide differences occurring in examined DNA samples are correlated with mass, which allows their differentiation (Figure 8). Separation of analysed particles is performed based on the ratio of ion mass to their electric charge [43, 44]. This technique is characterised by high sensitivity, rapid analysis and relatively low cost (

2 euro to screen up to 40 mutations for one patient) [45]. Sequenom MassARRAY (http://www.sequenom.com) based on MALDI-TOF allows up to 76 thousand genotypes in one day. Only the high costs of the machine explain the low popularity of his technique.

Mass spectrum of a sample with c.3959_3962delCAAG mutation in MSH6 (mutS homolog 6) gene. Each peak corresponds with each DNA variant.

SNaPshot genotyping

SNaPshot genotyping is a method that incorporates PCR multiplexing. Each DNA sample under analysis is PCR-amplified and subjected to asymmetric PCR reaction where the primer is annealed to the target DNA directly upstream or downstream of the mutation and then extended with DNA polymerase by a single appropriate fluorescent labelled dideoxynucleotide. The product mixture is separated by polyacrylamide gel electrophoresis and analysed by fluorescence detection [46]. Each released product has a specific length that identifies the polymorphic locus and one (in case of homozygotes) or two (in case of heterozygote) of four possible dideoxynucleotides labelled by a specific fluorescence dye that matches the nucleotide at the target site. Visualisation and analysis of the DNA fragments is accomplished by DNA sequencer [47].

According to literature several genetic loci can be simultaneously amplified in a single reaction tube [46–48]. With the capability of high multiplexing, this genotyping method stands out as a robust approach for analysis of known point mutations.

Strip assay based on primer extension reaction

Dry-reagent strip assay is a novel method, characterised as fast, inexpensive and easy, which enables a visual detection of DNA variants without specialised equipment. Therefore it is a great alternative for small laboratories. Allele discrimination is based on hybridisation of mutant-allele and normal-allele specific products on the nitrocellulose strip [49, 50].

Analysis consists of two PCR reactions: DNA amplification and primer extension reaction employing allele-specific primers, dATP, dCTP, dGTP and digoxygenin- and biotin-dUTP (for each allele – ‘normal’ and ‘mutant’) instead of dUTP. Primer extension reaction products are applied to the strip with immobilised anti-digoxigenin and streptavidin, and migrate along by capillary action. Because of the use of gold nanoparticles as reporters, the presence of DNA variants is identified as (one - in case of homozygote -, or two - in case of heterozygote) coloured red spots [49].

The strip assay has proven its diagnostic value as an effective and sensitive method [49, 51]. It enables rapid mutation assignment. After PCR amplification visualisation of primer extension reaction products is completed in about 15 minutes. A great advantage is that, as opposed to most genotyping methods, it does not require costly specialised instrument [49]. The only problem could be non-specific binding and misclassifying homo- and heterozygotes but this can be avoided by test optimisation [51]. Nevertheless, strip assay seems to be a noteworthy mutation detection method.

COLD-PCR

Co-amplification at lower denaturation temperature PCR (COLD-PCR) is a novel modification of the conventional PCR method that selectively amplifies minority alleles from a mixture of wild type and mutant sequences irrespective of the mutation type or position within the sequence [52]. This method is based on the observation that there is a critical denaturation temperature (Tc) for each DNA sequence, which is lower than its melting temperature (Tm). PCR amplification efficiency for a DNA sequence drops abruptly if the denaturation temperature is set below its Tc.

There are two forms of COLD-PCR that have been developed to date: full COLD-PCR and fast COLD-PCR.

Full COLD-PCR includes five stages that are used for each round of amplification:

Denaturation – denaturation of the template DNA

Intermediate annealing – heteroduplexes formation

Melting – melting of heteroduplexes at Tc

Primer annealing – annealing of primers to single stranded heteroduplex DNA, homo duplex DNA remain double stranded and is not available for primer annealing

Extension – extension of the template DNA by DNA polymerase

In Fast COLD-PCR the denaturation and intermediate annealing stages are skipped.

COLD-PCR is a sensitive platform for the detection of low-abundance mutations and can be used to improve the reliability of a number of different assays that traditionally use conventional PCR, eg. RFLP, sequencing, MALDI-TOF, and real time PCR. Replacing traditional PCR with COLD-PCR for other downstream assays increases the reliability in detecting mutations from mixed samples, including tumors and body fluids.

Resumen

Liquid handling robots have been applied to DNA or RNA isolation, normalisation of sample concentration, PCR preparation, and a variety of other more tedious aspects of mutation detection. The parallel development of software and hardware has enabled complete automatic management of large sample series in genetic testing, including data transfer without any user intervention. Nowadays leading companies offer capillary sequencers capable of analysing simultaneously up to 96 samples amplified by means of cycling sequencing with fluorescent dyes. Improved “chemistry” and capillary gel composition has enabled accurate sequencing of fragments up to 1000 bp in length. Another system Illumina HiSeq 2000-v3 based on massive parallel sequencing by cyclic technology, can generate 600 000 Mb in a single run. Real-time PCR techniques with TaqMan probes have become commonly used in laboratory practice. MLPA technique used in detection of rearrangements in genes associated with hereditary cancers allows the determination of exon copy number. The presence of deletions or duplications of exons or whole genes can be analysed by that method or by the HRMA technique, which also allows simultaneous point mutation detection. Methods like MALDI-TOF or SNaPshot genotyping with the capability of multiplexing enable more cost-effective and less time-consuming testing.


Read about how St. Jude prepares to move whole-genome sequencing into the clinic.

Landmark study shows almost one in 10 children with cancer were born with an increased genetic risk for the disease.

St. Jude patient Gunner and Kim Nichols, M.D., director of the St. Jude Hereditary Cancer Predisposition Clinic

“Our study in los New England Journal of Medicine lays the groundwork to understand the spectrum of cancers and age-specific cancer risks associated with germline mutations in predisposition genes and how best to monitor at-risk patients and families,” said co-author Kim Nichols, M.D., a member of the St. Jude Department of Oncology and director of the St. Jude Hereditary Cancer Predisposition Clinic.

Co-author Richard K. Wilson, Ph.D., director of the McDonnell Genome Institute at Washington University School of Medicine in St. Louis, added: “We’ve suspected for some time that many pediatric cancers could be traced to an inherited genetic predisposition. Now, using genome sequencing, we can see the contribution of germline mutations to pediatric cancer risk. Our results explain why children, who have not lived long enough to accumulate a critical number of cancer-causing mutations can still develop cancer.”


My DNA and COVID-19: What's My Risk?

Written by ⁠Dr. Brandon Colby, MD, a medical expert specializing in personalized preventive medicine and clinical genomics.

Your DNA and COVID-19

The last year has transformed our lives into a world of unknowns. There’s tremendous uncertainty, which sows fear and anxiety.

Much of the uncertainty exists around the incredibly wide range of impact that COVID-19 can have: one person with COVID-19 can have mild symptoms while another person that’s the same age can have a serious, life-threatening infection that requires hospitalization.

Our team at Sequencing.com watched with the rest of the world as an outbreak turned into an epidemic and then quickly evolved into our current pandemic. As the magnitude of the growing pandemic became evident, we set out to find a way to help.

We focused on what Sequencing.com does best: translating genetic research into clear solutions for better health.

Digging into all available coronavirus-related genetic research became our top priority. We applied our expertise at creating genetic analysis for common ailments, such as heart disease and cancer, to the coronavirus.

What we discovered was astonishing. There exists a wide range of published, peer-reviewed genetic research that associates specific genetic variants with either susceptibility to coronavirus infection or risk of a coronavirus infection progressing to a severe illness.

Based on my own expertise as a practicing physician-geneticist, it was clear that making this information accessible to the world would empower the everyday person to better understand their personal risk and optimal preventive actions to take in regards to coronavirus and COVID-19.

Our team of medical geneticists, bioinformatics experts, and software developers worked tirelessly to develop actionable, clear DNA analysis for coronavirus risk. The result was the Coronavirus DNA Health Report, which is now available for free.

The assessment helps answer many of the questions we all have:

  • Am I likely to become infected?
  • If I get COVID-19, is my life at risk?
  • How can I best protect myself and my family?

The Science Behind Genetic Assessment of Coronavirus Risk

The genetic analysis used by the Coronavirus DNA Health Report is based on more than 20 peer-reviewed, published genetic association studies. These studies were performed by scientists throughout the world. We include all of these as references within the report.

Let’s start at the beginning: 2003. This is when the initial coronavirus outbreak occurred that many of us still remember. The current coronavirus strain, new coronavirus 2019-nCoV, also has another official name: SARS-CoV-2. The strain that caused the SARS outbreak in 2003 is SARS-CoV-1. The names are so similar because both coronavirus strains share 86% of the same genome.

Our initial review of the scientific literature identified several important studies on the molecular mechanisms used by the current coronavirus strain, which we’ll refer to as CoV-2, to infect a human cell. For example, the virus binds to a specific binding site of the ACE2 receptor, which is found in abundance in cells of the lungs and mouth.

A genetic research study of CoV-2 found that genetic variants (also known as ‘polymorphisms’ or ‘mutations’) within the ACE2 gene may impact the virus’ ability to infect a person. Changes in this gene may be one of the reasons why the virus more easily infects some people while others can be exposed in a similar way but not become infected.

While scientific studies on CoV-2 are now being rushed to publication, the total number of studies of CoV-2 is still relatively small compared to the 16+ years of studies that have been published on CoV-1.

Fortunately, because the two strains (CoV-1 and CoV-2) are so similar, we curated all available genetic studies on CoV-1 and CoV-2 and considered them in aggregate. We then eliminated any genetic association that failed a follow-up validation study and what remained was more than 20 genetic association studies covering 15 genes.

These studies identified genetic variants that had a significant impact on either coronavirus susceptibility (how the virus initially infects human cells) or severity (how the body responds to the infection).

While much of the research is preliminary, due to the urgency of the current pandemic we felt providing access to some existing data was critical during these dire times. This information can be incredibly useful if presented in a clear, actionable report.

We used the studies to create genetic analysis for two main risks associated with coronavirus:

  1. Susceptibility to infection
  2. Risk of infection turning into a severe, potentially life-threatening illness

The analysis can process genetic data from almost any DNA test including genotyping microarrays used by Sequencing.com, 23andMe, Ancestry.com, MyHeritage, and FamilyTreeDNA as well as genome sequencing used by Sequencing.com, Dante Labs, and Nebula Genomics.

Using Your DNA To Outsmart COVID-19

The true value of genetic testing and analysis is when it provides clear solutions for better health. After creating the genetic analysis for coronavirus risk, we next focused on how this information can be conveyed in a straightforward, actionable report.

Our goal for the Coronavirus DNA Health Report was to enable a person to outsmart the coronavirus.

But what does it really mean to be able to outsmart the coronavirus?

We can outsmart a virus by helping to identify those individuals who are at the highest risk of an infection turning life-threatening so that they can take extra precautions to avoid exposure.

While it is true that there are general health recommendations we now all need to follow, such as frequent hand-washing and social distancing, some of us may need to take even more aggressive precautions.

Imagine if you knew that if your child were infected with COVID-19, there was a significantly increased chance that she would end up in the intensive care unit fighting for her life. What would you do differently?

For example, would you be so willing to take her with you to go shopping for groceries or would you keep her at home? And when someone returned back to your household after being outside, would you be more inclined to immediately wash that person’s clothes and have them take a shower?

And if you noticed your child had any symptoms of COVID-19, such as fever, cough, or even just diarrhea, would you wait to notify her pediatrician or would you be much more inclined to reach out and alert her doctor at the very first symptom?

Even small behavioral changes, such as deciding not to leave the house or to notify a doctor sooner, can have a huge impact on our health. And this is how we can outsmart the coronavirus.

The free Coronavirus DNA Health Report provides much-needed insight into personal risks and guidance for outsmarting the coronavirus.

World War C

We’re in the midst of a pandemic, a third world war that isn’t a battle against each other. Instead, the world is united in fighting a single, common enemy: the coronavirus.

Our Coronavirus DNA Health Report allows each of us to optimize our personal defenses against the coronavirus. In a time where information has been so limited, the report provides much needed insight by leveraging your DNA to help better protect you and your loved ones.

⁠Dr. Brandon Colby MD is a US physician specializing in the personalized prevention of disease through the use of genomic technologies. He’s an expert in DNA testing, genetic analysis, and precision medicine. Dr. Colby is also the Founder of Sequencing.com and the author of Outsmart Your Genes.

Dr. Colby has performed extensive genetic research into the ways that the coronavirus infects a person and causes illness. You can read more about Dr. Colby’s COVID-19-related research in his article Your DNA and Coronavirus: How To Know If You’re At Risk.

Dr. Colby holds an MD from the Mount Sinai School of Medicine, an MBA from Stanford University’s Graduate School of Business, and a degree in Genetics with Honors from the University of Michigan. He is an Affiliate Specialist of the American College of Medical Genetics and Genomics (⁠ACMG), an Associate of the American College of Preventive Medicine (⁠ACPM), and a member of the National Society of Genetic Counselors (⁠NSGC).


Genes and environment

Both genetic and environmental variables contribute to the initiation of use of addictive agents and to the transition from use to addiction. Addictions are moderately to highly heritable. Family, adoption, and twin studies reveal that an individual’s risk tends to be proportional to the degree of genetic relationship to an addicted relative. Heritabilities of addictive disorders range from 0.39 for hallucinogens to 0.72 for cocaine 3 ( Figure 1 ). An important view of the shifting balance in importance of genetic and environmental influences has been obtained from the developmental perspective. The Virginia Twin Study revealed that in early adolescence the initiation and use of nicotine, alcohol, and cannabis are more strongly determined by familial and social factors, but these gradually decline in importance during the progression to young and middle adulthood, when the effects of genetic factors become maximal, declining somewhat with aging. 4

Heritability (weighted mean and range) of 10 addictive disorders: dependence on or abuse of hallucinogens, stimulants, cannabis, sedatives, opiates, and cocaine alcohol dependence smoking persistence caffeine consumption or heavy use and pathological gambling. Weighted heritability means were computed using data from large national surveys of adult twins. Reprinted from ref. 3.

The moderate to high heritabilities of addictive disorders are paradoxical, because addictions initially depend on the availability of the addictive agent and the individual’s choice to use it. However, it should be taken into account that heritability studies are carried out in populations and age cohorts that tend to share likelihood of exposure and that also tend to be similar in experience of other environmental factors that influence risk. The availability of addictive agents is determined by culture, social policy, religion, economic status, and narco-trafficking, and it changes across time and space. Thus, the twin studies on addiction do not reveal the full reaction range of genotype but indicate that under particular (and highly relevant) societal scenarios, genotype plays a substantial role in vulnerability. Like other complex diseases, such as obesity, diabetes, cancer, coronary heart disease, and AIDS, the addictions are strongly influenced by genetic background and also profoundly influenced by lifestyle and individual choices. Although addictions show no clear pattern of mendelian inheritance and their complexity is poorly understood, on the basis of their moderate to high heritability it is evident that they are strongly influenced by inherited functional variations, and identification of these alleles is key to understanding the puzzle of causality.


About This PDQ Summary

Purpose of This Summary

This PDQ cancer information summary for health professionals provides comprehensive, peer-reviewed, evidence-based information about cancer genetics risk assessment and counseling. It is intended as a resource to inform and assist clinicians who care for cancer patients. It does not provide formal guidelines or recommendations for making health care decisions.

Reviewers and Updates

This summary is reviewed regularly and updated as necessary by the PDQ Cancer Genetics Editorial Board, which is editorially independent of the National Cancer Institute (NCI). The summary reflects an independent review of the literature and does not represent a policy statement of NCI or the National Institutes of Health (NIH).

Board members review recently published articles each month to determine whether an article should:

  • be discussed at a meeting,
  • be cited with text, or
  • replace or update an existing article that is already cited.

Changes to the summaries are made through a consensus process in which Board members evaluate the strength of the evidence in the published articles and determine how the article should be included in the summary.

The lead reviewers for Cancer Genetics Risk Assessment and Counseling are:

  • Kathleen A. Calzone, PhD, RN, AGN-BC, FAAN (National Cancer Institute)
  • Beth N. Peshkin, MS, CGC (Lombardi Comprehensive Cancer Center at Georgetown University Medical Center)
  • Susan K. Peterson, PhD, MPH (University of Texas, M.D. Anderson Cancer Center)
  • John M. Quillin, PhD, MPH, MS (Virginia Commonwealth University)
  • Susan T. Vadaparampil, PhD, MPH (H. Lee Moffitt Cancer Center & Research Institute)
  • Catharine Wang, PhD, MSc (Boston University School of Public Health)

Any comments or questions about the summary content should be submitted to Cancer.gov through the NCI website's Email Us. Do not contact the individual Board Members with questions or comments about the summaries. Board members will not respond to individual inquiries.

Levels of Evidence

Some of the reference citations in this summary are accompanied by a level-of-evidence designation. These designations are intended to help readers assess the strength of the evidence supporting the use of specific interventions or approaches. The PDQ Cancer Genetics Editorial Board uses a formal evidence ranking system in developing its level-of-evidence designations.

Permission to Use This Summary

PDQ is a registered trademark. Although the content of PDQ documents can be used freely as text, it cannot be identified as an NCI PDQ cancer information summary unless it is presented in its entirety and is regularly updated. However, an author would be permitted to write a sentence such as “NCI’s PDQ cancer information summary about breast cancer prevention states the risks succinctly: [include excerpt from the summary].”

The preferred citation for this PDQ summary is:

PDQ® Cancer Genetics Editorial Board. PDQ Cancer Genetics Risk Assessment and Counseling. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Updated <MM/DD/YYYY>. Available at: https://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/genetics/risk-assessment-pdq. Accessed <MM/DD/YYYY>. [PMID: 26389258]

Images in this summary are used with permission of the author(s), artist, and/or publisher for use within the PDQ summaries only. Permission to use images outside the context of PDQ information must be obtained from the owner(s) and cannot be granted by the National Cancer Institute. Information about using the illustrations in this summary, along with many other cancer-related images, is available in Visuals Online, a collection of over 2,000 scientific images.

Disclaimer

The information in these summaries should not be used as a basis for insurance reimbursement determinations. More information on insurance coverage is available on Cancer.gov on the Managing Cancer Care page.

Contact Us

More information about contacting us or receiving help with the Cancer.gov website can be found on our Contact Us for Help page. Questions can also be submitted to Cancer.gov through the website’s Email Us.

If you would like to reproduce some or all of this content, see Reuse of NCI Information for guidance about copyright and permissions. In the case of permitted digital reproduction, please credit the National Cancer Institute as the source and link to the original NCI product using the original product's title e.g., “Cancer Genetics Risk Assessment and Counseling (PDQ®)–Health Professional Version was originally published by the National Cancer Institute.”

Want to use this content on your website or other digital platform? Our syndication services page shows you how.



Comentarios:

  1. Safwan

    Felicito, qué palabras ..., una idea notable

  2. Ejnar

    Le aconsejo que mire el sitio, con una gran cantidad de artículos sobre el tema que le interesa.

  3. Ata

    Pienso, ¿qué es? Puedo probar.

  4. Kagagami

    Gracias por la información, ¿puedo, yo también puedo ayudarte algo?



Escribe un mensaje