Información

20.23: Introducción al gusto y el olfato - Biología

20.23: Introducción al gusto y el olfato - Biología


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Explicar cómo funcionan juntos el gusto y el olfato.

Sabor, también llamado gustacióny olfato, también llamado olfato, son los sentidos más interconectados ya que ambos involucran moléculas del estímulo que ingresan al cuerpo y se unen a los receptores. Los alimentos salados son valiosos para mantener la homeostasis al ayudar al cuerpo a retener agua y al proporcionar los iones necesarios para que las células funcionen.

Qué aprenderá a hacer

  • Explicar en qué se diferencian el olfato y el gusto de otros sentidos.
  • Identificar los cinco gustos principales que pueden distinguir los humanos.
  • Identificar las partes del cerebro asociadas con el gusto y el olfato.

Actividades de aprendizaje

Las actividades de aprendizaje para esta sección incluyen lo siguiente:

  • Sabores y olores
  • Sabores
  • Olor y gusto en el cerebro
  • Autocomprobación: gusto y olfato

20.23: Introducción al gusto y el olfato - Biología

El gusto, o el gusto, es un sentido que se desarrolla a través de la interacción de moléculas disueltas con las papilas gustativas. Actualmente se reconocen cinco submodalidades (sabores), que incluyen dulce, salado, amargo, ácido y umami (sabor salado o el sabor de la proteína). Umami es la sensación gustativa más reciente descrita, ganando aceptación en la década de 1980. La investigación adicional tiene el potencial de descubrir más sub-modalidades en esta área, y algunos científicos sugieren que es probable que exista un receptor del gusto para las grasas.

El gusto se asocia principalmente con la lengua, aunque existen receptores gustativos (gustativos) en el paladar y también en la epiglotis. La superficie de la lengua, junto con el resto de la cavidad bucal, está revestida por un epitelio escamoso estratificado. En la superficie de la lengua hay protuberancias, llamadas papila, que contienen las papilas gustativas. Hay tres tipos de papila, según su apariencia: vallata, foliada y fungiforme.

El número de papilas gustativas dentro de las papilas varía, y cada yema contiene varias células gustativas especializadas (células receptoras gustativas) para la transducción de los estímulos gustativos. Estas células receptoras liberan neurotransmisores cuando ciertas sustancias químicas de las sustancias ingeridas (como los alimentos) se transportan a su superficie en la saliva. El neurotransmisor de las células gustativas puede activar las neuronas sensoriales en los nervios craneales facial y glosofaríngeo.


Introducción

El olfato y el gusto son sistemas sensoriales que nos permiten, esencialmente, percibir olores y sabores. Sin embargo, estos sistemas son complejos e interconectados, siendo responsables no solo de actividades rutinarias como la percepción de aromas y sabores así como señales de alerta que nos impiden situaciones adversas, asegurando nuestra supervivencia. 1 2

Para realizar estas funciones, los dos sistemas operan de manera conjunta, complementando la información recibida por los órganos de los sentidos. Este hecho se refleja, por ejemplo, en la atenuación de la percepción del gusto en presencia de un cambio en el sentido del olfato, como en la congestión nasal provocada por la influenza. 3 Esto se debe a que la información olfativa se transmite de dos formas: la primera relacionada con las neuronas olfativas presentes en las fosas nasales y la segunda con los receptores presentes en la nasofaringe. Por tanto, durante la masticación, estas neuronas se activan, complementando la información gustativa con el olfato de lo que se está probando. Así, cualquier cambio en el olfato también provoca un cambio en el gusto, debido a la falta de esta información en el momento de la masticación. 4

Otro mecanismo de interrelación entre el olfato y el gusto ocurre en la fase anticipatoria de la deglución, cuando la estimulación olfativa ayuda a la preparación de los sistemas oral motor y digestivo para la recepción de los alimentos a través de la secreción salival, aumento de la secreción de ácido gástrico y potencial motor del tiempo. 5 Los trastornos del olfato y del gusto son frecuentes 6, de etiología variada y pueden ser congénitos o adquiridos. Entre las causas adquiridas, las más citadas en la literatura son idiopáticas, iatrogénicas, envejecimiento, medicamentos, deficiencia de vitaminas, alteraciones del tracto respiratorio, neurológicas y psiquiátricas, traumatismos, neoplasias, laringectomía total y tabaquismo. 3 4 7 8

En este contexto, hoy el tabaquismo se considera un problema de salud pública por su alta prevalencia y mortalidad por enfermedades relacionadas con el tabaco. 9 En Brasil, las estimaciones muestran que el 14,7% de la población adulta fuma, 10 y los cambios en el olfato y el gusto derivados del consumo de tabaco se encuentran principalmente en esta población, 11 12 13 14 15 agravante de estas disfunciones. 16 La adicción al tabaco expone al fumador a & # x0223c4,720 sustancias tóxicas en el humo del tabaco, 60 de las cuales tienen potencial carcinogénico, que ha demostrado ser perjudicial para la salud del individuo. 9 Cuando los sistemas olfativo y gustativo están expuestos a estas sustancias, sufren lesiones que pueden ser reversibles o permanentes. El grado de lesión está relacionado con el tiempo de exposición y la concentración y toxicidad del tabaco. 3

El humo del cigarrillo tiene un impacto importante en el tracto respiratorio, donde la inflamación y los efectos mutagénicos y cancerígenos son los resultados más comunes. Algunos de sus componentes son dañinos para los sistemas sensoriales, otros ejercen efectos tóxicos en las vías respiratorias, posiblemente causando lesiones o la muerte de las células. Las sustancias contenidas en el humo pueden reducir la capacidad limpiadora de las vías respiratorias e hiperplasia de las células mucosas, lo que aumenta la producción de moco. 17 Fisiológicamente, los cambios provocados en el neuroepitelio olfatorio pueden ser estructurales y / o funcionales. La exposición del tejido olfativo genera la disminución de la capacidad de producción de las células sensoriales, provocando pérdida de sensibilidad a los olores y reconocimiento olfativo. La alteración gustativa es consecuencia del cambio de forma, cantidad y vascularización de las papilas gustativas provocado por el consumo de tabaco. 18

Los estudios en el campo de la logopedia, en concreto, compararon a fumadores y no fumadores en cuanto a sus alteraciones. 5 19 Estos estudios concluyen que el tabaquismo está estrechamente relacionado con complicaciones orales como halitosis, aparentes lesiones cariosas y problemas periodontales, que son factores de riesgo de pérdida de dientes y cambios masticatorios por ineficiencia masticatoria. 19 También muestran que los fumadores tienen una capacidad de reconocimiento sensorial inferior a los no fumadores y una compensación muscular durante la deglución. 5 Por último, el tabaquismo se ha asociado con enfermedades relacionadas con la voz como factor de riesgo para mantener una calidad de voz adecuada. 20

El logopeda juega un papel importante en los estudios y rehabilitación de los efectos del tabaquismo, ya que éste afecta las estructuras del sistema sensorial-motor-oral e interfiere con funciones como la respiración, la fonación, la masticación y la deglución. Entre las alteraciones provocadas por el hábito tabáquico se encuentran las de carácter anatómico, como la pérdida de dientes y la caries, y el desarrollo de cáncer de boca y laringe. Por tanto, el logopeda debe ser reconocido como uno de los profesionales de la salud capaces de advertir sobre los riesgos que el tabaquismo impone a la salud humana, especialmente en lo que respecta al mantenimiento de la calidad de vida de las personas y la expansión del concepto de promoción de la salud. 22 Las investigaciones que involucran los cambios antes mencionados aún son escasas en la literatura del área de logopedia. En este contexto, el objetivo de este estudio es revisar sistemáticamente la literatura en busca de los principales hallazgos sobre la influencia del tabaquismo en el olfato y el gusto.


Lecturas Sexuales Esenciales

¿Qué tan placentera fue tu primera experiencia sexual?

6 posibles razones por las que un hombre puede rechazar el sexo

Es probable que los olores que despiertan sexualmente sean muy específicos y (en algunos casos) extraños y / o extraños. Por ejemplo, publiqué el primer estudio de caso del mundo sobre eproctofilia (excitación sexual por flatulencia y un subtipo de olfatofilia) en una edición de 2013 de la Archivos de comportamiento sexual. También me he encontrado con pruebas anecdóticas de otros olores extraños que excitan sexualmente a las personas. Por ejemplo, en un artículo sobre 15 fetiches sorprendentes y extraños, el número 11 de la lista era el fetiche del "ambientador":

“¡Un usuario de Reddit informa que se excitaba cuando era adolescente cada vez que entraba en una habitación que usaba una marca y un aroma específicos de ambientador! Después de algunos cuestionamientos de otras conclusiones, sospecha que el olor se ha asociado con la primera vez que vio pornografía. Otros usuarios informan que se sienten excitados por aromas como muestras de perfumes que se incluyeron en la revista 'Playboy' ".

Algunas parafilias pueden tener un elemento olfativo. Por ejemplo, la antolagnia se refiere a las personas que se excitan sexualmente con las flores (y la excitación puede depender de la vista y / o el olor de las flores). los Kinkly notas del sitio web (sin evidencia empírica que respalde ninguna de las afirmaciones realizadas):

“Las personas con antolagnia suelen tener preferencia por ciertas flores, al igual que la mayoría de las personas se excitan sexualmente con ciertos tipos de cuerpo. Es probable que se exciten mientras visitan una floristería, un vivero de flores o un jardín botánico. También pueden buscar imágenes de flores en línea para obtener satisfacción sexual. La mayoría de las personas con antolagnia aprenden a controlar su afección y a disfrutar de una vida sexual saludable. Incluso pueden usar el aroma de las flores durante los juegos previos o las relaciones sexuales. Sin embargo, si la antolagnia comienza a interferir con la vida profesional o personal de una persona, es posible que desee buscar tratamiento. El tratamiento para la antolagnia puede consistir en terapias cognitivas o conductuales, psicoanálisis o hipnosis "

También encontré un artículo en línea de 2013 ("Aromas que desencadenan la excitación sexual") de Susan Bratton que resumía una investigación reciente (aunque ella basó la mayor parte del material del libro de 2007 de Daniel Amen Sexo en el cerebro). Más específicamente, el artículo señala que:

“La investigación actual también sugiere que el aroma del almizcle se parece mucho al de la testosterona, la hormona que mejora la libido saludable en ambos sexos. En estudios de aromas en la Universidad de Toho en Japón, se descubrió que los aceites esenciales florales y herbales afectan la excitación sexual en el sistema nervioso. Pero dependiendo de si necesitas estimular o relajar a tu pareja para ponerla en un estado de ánimo amoroso, usarías diferentes aromas. Para estimular el sistema nervioso simpático use jazmín, yang-ylang, rosa, pachulí, menta, clavo y bois de rose. Para relajar el sistema nervioso parasimpático utilice sándalo, mejorana, limón, manzanilla y bergamota ... Muchos de estos aromas también se encuentran comúnmente en el té como la menta y la manzanilla. Muchas velas están perfumadas con rosa, jazmín, pachulí, sándalo y bergamota ".

Hay muchos sitios web que enumeran varios aromas que excitan a las personas y muchos de ellos parecen estar basados ​​en la investigación realizada por Hirsch y sus colegas. La investigación sobre el sexo, el olfato y la olfatofilia parece ser un área en crecimiento y espero que mi propia investigación haya jugado un pequeño papel en estimular la investigación en el área.

Amén, D. (2007). Sexo en el cerebro: 12 lecciones para mejorar su vida amorosa. Londres: Armonía.

Bratton, S. (2013). Aromas que provocan excitación. Medios de vida personal, 10 de octubre. Ubicado en: http://personallifemedia.com/2013/10/scents-that-trigger-arousal/

Brill, A.A. (1932). Sentido del olfato en las neurosis y psicosis. Psychoanalytic Quarterly, 1, 7-42

Gilbert, A. N. (2008). Lo que sabe la nariz: la ciencia del olfato en la vida cotidiana. Corona.

Griffiths, M.D. (2013). Eproctofilia en un varón adulto joven: un estudio de caso. Archivos de comportamiento sexual, 42, 1383-1386.

Hirsch, A. y Gruss, J. (1999). Respuesta sexual masculina humana a estímulos olfativos. Revista de Medicina y Cirugía Neurológica y Ortopédica, 19, 14-19.

Hirsch, A. R., Schroder, M., Gruss, J., Bermele, C. y Zagorski, D. (1999). Sexo aromático Estímulos olfativos y respuesta sexual en la hembra humana. Revista Internacional de Aromaterapia, 9(2), 75-81.


Resultados

Nuestro estudio incluyó 31 controles y 28 pacientes hipotiroideos subclínicos no tratados. La edad media fue de 29 ± 8,5 años en el grupo de control y de 29,9 ± 9,0 años en el grupo de estudio. Los grupos no difirieron significativamente en términos de edad, sexo y nivel de educación (Tabla 1).

Los pacientes obtuvieron puntuaciones más bajas en las pruebas olfativas psicofísicas que los controles (umbrales de olor: 8,1 ± 1,0 frente a 8,9 ± 1,1, pag = 0,007 discriminación de olores: 12,4 ± 1,3 vs 13,1 ± 0,9, pag = 0.016 identificación de olores: 13.1 ± 0.9 vs 14.0 ± 1.1, pag = 0,001 Puntuación TDI: 33,8 ± 2,4 vs 36,9 ± 2,1, pag = 0,001). Por el contrario, los resultados de las pruebas gustativas psicofísicas mostraron solo una disminución en la puntuación de "amargo" en los pacientes, pero no para otros sabores (5,9 ± 1,8 frente a 6,6 ± 1,0, pag = 0.045) (Tabla 2 y Figura 1).

Tres meses después del inicio del tratamiento, las puntuaciones de las pruebas olfativas ya indicaban una mejoría (umbrales de olor: 8,1 ± 1,0 frente a 8,6 ± 0,6, pag& lt0.001 discriminación de olores: 12,4 ± 1,31 vs 12,9 ± 0,8, pag = 0.011 identificación de olores: 13.1 ± 0.9 vs 13.9 ± 0.8, pag& lt0.001 Puntuaciones de TDI: 33,8 ± 2,4 frente a 35,5 ± 1,7, pag& lt0.001) respectivamente. Las funciones gustativas no difirieron entre los grupos para los sabores dulce, salado y ácido, pero el sabor amargo mejoró después de 3 meses de sustitución de tiroxina (pacientes: 5,9 ± 1,8 frente a 6,6 ± 1,2, pag = 0.045) (Tabla 2).

También se evaluó la correlación de los cambios en el olfato y el gusto con la prueba de función tiroidea. Se encontró que TSH, T4 no tienen correlación con los cambios en el olfato y el gusto con el tratamiento. Sin embargo, el sabor amargo se correlacionó positivamente con T3 con el tratamiento (r: 0,445, p: 0,018) (Tabla 3).


¿Cómo afecta el olfato al gusto?

Tanto su sentido del olfato como el sentido del gusto detectan sustancias químicas. Su lengua está cubierta con aproximadamente 10,000 papilas gustativas, que detectan cinco tipos diferentes de sabores: salado, amargo, dulce, ácido y umami. Umami, descubierto por los japoneses, significa delicioso en ese idioma. Las papilas gustativas Umami detectan sabores salados. También tiene algunas papilas gustativas en el paladar y en la superficie interna de las mejillas. Los receptores químicos involucrados en su sentido del olfato están ubicados en un parche de células nerviosas del tamaño de un sello postal llamado tracto olfativo ubicado en el techo de cada cavidad nasal. Estos receptores pueden detectar hasta mil tipos diferentes de sustancias químicas.

¿Alguna vez has notado que la comida sabe diferente cuando tienes un resfriado? El olfato y el gusto están definitivamente conectados. Dejemos que & rsquos investigue.

Problema

¿Cómo afecta el olfato al gusto?

Materiales

  • 15 voluntarios, ninguno de los cuales es alérgico a ninguno de los alimentos que les está dando. Podría preguntar especialmente por las fresas.
  • Surtido de frutas
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • 3 platos grandes
  • Q-tips
  • Aceite esencial de menta piperita
  • Portapapeles
  • Lápiz
  • Galletas simples
  • Agua
  • Tazas

Procedimiento

  1. Antes de comenzar su experimento, asegúrese de que cada uno de sus voluntarios sepa que está participando en un experimento relacionado con el olfato y el gusto. Pregunte sobre cualquier alergia a la fruta o al aceite de menta.
  2. Cree una tabla de datos que pueda completar rápidamente mientras evalúa a cada voluntario. Haga una copia para cada voluntario (vea el ejemplo a continuación).

Aceite de menta

Nariz tapada

  1. Pica la fruta en trozos pequeños. Necesitas tres piezas de cada tipo de fruta para cada voluntario.
  2. Pegue un palillo en cada pieza de fruta.
  3. Asegúrese de que todos los diferentes tipos de frutas se corten en trozos del mismo tamaño y que no queden trozos de piel o semillas.
  4. Haga montones de cada tipo de fruta en cada uno de los tres platos.
  5. Para un plato de fruta, use el hisopo de algodón para aplicar una gota de aceite de menta en cada pieza de fruta.
  6. No dejes que tus voluntarios vean los platos de fruta. Además, deberán cerrar los ojos o tener los ojos vendados durante todo el experimento.
  7. Pruebe a cada voluntario por separado.
  8. Comience con la fruta con aceite de menta encima. Dale a tu voluntario una pieza de fruta. Dale 3 segundos para identificar la fruta. Si identifica la fruta correctamente, ponga una marca de verificación en la tabla de datos con su nombre. Si no puede identificar la fruta o la identifica incorrectamente, marque un 0 en su tabla.
  9. Después de probar a todos con frutas cubiertas de aceite de menta, dé a cada voluntario un poco de tiempo para descansar, beber un vaso de agua y comer un par de galletas.
  10. Repita el experimento, esta vez pidiendo a sus voluntarios que cierren los ojos y se tapen la nariz mientras prueban cada fruta.
  11. Nuevamente, déles un descanso a sus voluntarios antes de hacer la prueba final.
  12. Para la próxima prueba, sus voluntarios solo necesitan cerrar los ojos.
  13. Repita la prueba de sabor y registre los resultados en cada tabla de datos.

Resultados

Sus resultados variarán según las frutas que elija, el aceite de menta y sus voluntarios. En general, sus voluntarios serán menos capaces de reconocer el sabor de la fruta cuando estaba enmascarada con aceite de menta o cuando se tapaban la nariz. Las frutas que sus voluntarios comen con menos frecuencia pueden ser más difíciles de reconocer.

Quitó tanta piel y semillas como pudo para que sus voluntarios no obtuvieran pistas sobre la identidad de las frutas a través de la textura, y les pidió que cerraran los ojos para que pudiera probar el olfato y el gusto sin incluir el tacto o la vista. El tomate es un buen alimento para probar porque son frutas de acuerdo con la definición botánica y es posible que sus voluntarios no lo esperen. El propósito de la última prueba fue un control, para ver qué tan bien sus voluntarios podían identificar las frutas sin menta ni taparse la nariz.

Es probable que sus voluntarios tengan dificultades para identificar las frutas cuando su sentido del olfato estaba obstruido por sus dedos o abrumado por el aceite de menta. Mucho de lo que consideramos sabor es en realidad olor. Recuerde que solo hay cinco tipos de receptores gustativos: salado, amargo, dulce, agrio y umani. Muchas de las frutas que ofreciste tienen un sabor dulce y quizás un poco agrio, pero la forma principal de diferenciar una fruta de otra es el olor. ¡Tu sentido del olfato puede diferenciar hasta 1000 aromas diferentes!

Exención de responsabilidad y precauciones de seguridad

Education.com proporciona las Ideas de proyectos de la feria de ciencias solo con fines informativos. Education.com no ofrece ninguna garantía o representación con respecto a las Ideas del Proyecto de la Feria de Ciencias y no es responsable de ninguna pérdida o daño, directa o indirectamente, causado por el uso de dicha información. Al acceder a Science Fair Project Ideas, renuncia y renuncia a cualquier reclamo contra Education.com que surja del mismo. Además, su acceso al sitio web de Education.com y a Science Fair Project Ideas está cubierto por la Política de privacidad de Education.com y los Términos de uso del sitio, que incluyen limitaciones sobre la responsabilidad de Education.com.

Por la presente se advierte que no todas las Ideas de proyectos son apropiadas para todas las personas o en todas las circunstancias. La implementación de cualquier idea de proyecto científico debe llevarse a cabo solo en entornos apropiados y con la supervisión apropiada de los padres o de otro tipo. Leer y seguir las precauciones de seguridad de todos los materiales utilizados en un proyecto es responsabilidad exclusiva de cada individuo. Para obtener más información, consulte el manual de seguridad científica de su estado.


20.23: Introducción al gusto y el olfato - Biología

Detectar un gusto (gusto) es bastante similar a detectar un olor (olfato), dado que tanto el gusto como el olfato dependen de receptores químicos estimulados por ciertas moléculas. El órgano principal del gusto es el paladar. A paladar es un grupo de receptores gustativos (células del gusto) que se encuentran dentro de las protuberancias en la lengua llamadas papilas (singular: papila) (ilustrado en la Figura 1). Hay varias papilas estructuralmente distintas. Las papilas filiformes, que se encuentran a lo largo de la lengua, son táctiles, proporcionan una fricción que ayuda a la lengua a mover sustancias y no contienen células gustativas. Por el contrario, las papilas fungiformes, que se encuentran principalmente en los dos tercios anteriores de la lengua, contienen de una a ocho papilas gustativas y también tienen receptores para la presión y la temperatura. Las grandes papilas circunvaladas contienen hasta 100 papilas gustativas y forman una V cerca del margen posterior de la lengua.

Figura 1. (a) Las papilas foliadas, circunvaladas y fungiformes se encuentran en diferentes regiones de la lengua. (b) Las papilas foliadas son protuberancias prominentes en esta micrografía de luz. (crédito a: modificación del trabajo por datos de barra de escala del NCI de Matt Russell)

Además de estos dos tipos de papilas química y mecánicamente sensibles, están las papilas foliadas, papilas en forma de hojas ubicadas en pliegues paralelos a lo largo de los bordes y hacia la parte posterior de la lengua, como se ve en la micrografía de la Figura 1. Las papilas foliadas contienen alrededor de 1300 papilas gustativas dentro de sus pliegues. Finalmente, están las papilas circunvaladas, que son papilas parecidas a paredes en forma de "V" invertida en la parte posterior de la lengua. Cada una de estas papilas está rodeada por un surco y contiene alrededor de 250 papilas gustativas.

Las células gustativas de cada paladar se reemplazan cada 10 a 14 días. Estas son células alargadas con procesos similares a pelos llamados microvellosidades en las puntas que se extienden hacia el poro de las papilas gustativas (ilustre en la Figura 2). Moléculas de alimentos (saborizantes) se disuelven en saliva y se unen y estimulan los receptores de las microvellosidades. Los receptores de los saborizantes se encuentran en la parte externa y en la parte frontal de la lengua, fuera del área media donde las papilas filiformes son más prominentes.

Figura 2. Los poros de la lengua permiten que los saborizantes entren en los poros gustativos de la lengua. (crédito: modificación del trabajo de Vincenzo Rizzo)

En los seres humanos, hay cinco gustos primarios y cada sabor tiene solo un tipo de receptor correspondiente. Así, al igual que el olfato, cada receptor es específico de su estímulo (saborizante). La transducción de los cinco sabores ocurre a través de diferentes mecanismos que reflejan la composición molecular del saborizante. Un saborizante salado (que contiene NaCl) proporciona los iones de sodio (Na +) que ingresan a las neuronas gustativas y las excitan directamente. Los saborizantes ácidos son ácidos y pertenecen a la familia de proteínas termorreceptoras. La unión de un ácido u otra molécula de sabor agrio desencadena un cambio en el canal de iones y estos aumentan las concentraciones de iones de hidrógeno (H +) en las neuronas del gusto, despolarizándolas. Los saborizantes dulces, amargos y umami requieren un receptor acoplado a proteína G. Estos saborizantes se unen a sus respectivos receptores, excitando así las neuronas especializadas asociadas con ellos.

Tanto la capacidad de degustar como el sentido del olfato cambian con la edad. En los seres humanos, los sentidos disminuyen drásticamente a los 50 años y continúan disminuyendo. Un niño puede encontrar una comida demasiado picante, mientras que una persona mayor puede encontrar la misma comida insípida y poco apetitosa.


Influencias tempranas en el desarrollo de preferencias alimentarias

La capacidad de percibir sabores comienza en el útero con el desarrollo y funcionamiento temprano de los sistemas gustativo y olfativo. Debido a que tanto el líquido amniótico como la leche materna contienen moléculas derivadas de la dieta de la madre, el aprendizaje sobre los sabores de los alimentos comienza en el útero y durante la primera infancia. Esta experiencia temprana sirve como base para el desarrollo continuo de las preferencias alimentarias a lo largo de la vida, y está moldeada por la interacción de factores biológicos, sociales y ambientales. Poco después del nacimiento, los bebés pequeños muestran preferencias gustativas características: el dulce y el umami provocan respuestas positivas, el amargo y el ácido provocan respuestas negativas. Estas preferencias gustativas pueden reflejar un impulso biológico hacia los alimentos ricos en calorías y proteínas y una aversión a los alimentos venenosos o tóxicos. Los gustos y disgustos tempranos están influenciados por estas preferencias innatas, pero también son modificables. La exposición repetida a alimentos nuevos o desagradables que se produce en un entorno positivo y de apoyo puede promover la aceptación y, finalmente, la preferencia por esos alimentos. Alternativamente, los niños que se ven presionados a comer ciertos alimentos pueden mostrar una menor preferencia por esos alimentos más adelante. Con el aumento de la edad, la influencia de una serie de factores, como los compañeros y la disponibilidad de alimentos, continúan moldeando las preferencias alimentarias y los comportamientos alimentarios.


Contenido

Hay dos formas generales de sinestesia:

  • sinestesia proyectiva: personas que ven colores, formas o formas cuando se les estimula (la versión ampliamente entendida de sinestesia).
  • sinestesia asociativa: personas que sienten una conexión muy fuerte e involuntaria entre el estímulo y la sensación que desencadena.

Por ejemplo, en cromestesia (sonido a color), un proyector puede escuchar una trompeta y ver un triángulo naranja en el espacio, mientras que un asociado Puede que escuche una trompeta y piense con mucha fuerza que suena "naranja". [ cita necesaria ]

La sinestesia puede ocurrir entre casi dos sentidos o modos de percepción, y al menos un sinestésico, Solomon Shereshevsky, experimentó una sinestesia que unió los cinco sentidos. [20] Los tipos de sinestesia se indican mediante la notación x → y, donde x es la experiencia "inductora" o desencadenante, e y es la experiencia "concurrente" o adicional. Por ejemplo, percibir letras y números (denominados colectivamente grafemas) como coloreados se indicaría como sinestesia grafema-color. De manera similar, cuando los sinestésicos ven colores y movimiento como resultado de escuchar tonos musicales, se indicaría como tono → (color, movimiento) sinestesia.

Si bien pueden ocurrir casi todas las combinaciones de experiencias lógicamente posibles, varios tipos son más comunes que otros.

Sinestesia del color del grafema Editar

En una de las formas más comunes de sinestesia, las letras individuales del alfabeto y los números (denominados colectivamente grafemas) están "sombreados" o "teñidos" con un color. Si bien diferentes individuos generalmente no informan los mismos colores para todas las letras y números, los estudios con un gran número de sinestésicos encuentran algunos puntos en común entre las letras (por ejemplo, es probable que A sea roja). [21]

Cromestesia editar

Otra forma común de sinestesia es la asociación de sonidos con colores. Para algunos, los sonidos cotidianos, como las puertas que se abren, los carros tocando la bocina o la gente hablando, pueden hacer que vean colores. Para otros, los colores se activan cuando se tocan notas musicales o teclas. Las personas con sinestesia relacionada con la música también pueden tener un tono perfecto porque su capacidad para ver / escuchar colores les ayuda a identificar notas o claves. [22]

Los colores activados por ciertos sonidos y cualquier otra experiencia visual sinestésica se denominan fotismos.

Según Richard Cytowic, [5] la cromestesia es "algo así como fuegos artificiales": voz, música y sonidos ambientales variados, como platos traqueteando o ladridos de perros, activan colores y formas de fuegos artificiales que surgen, se mueven y luego se desvanecen cuando el sonido termina. El sonido a menudo cambia el tono, el brillo, el centelleo y el movimiento direccional percibidos. Algunas personas ven música en una "pantalla" frente a sus caras. Para Deni Simon, la música produce líneas onduladas "como configuraciones de osciloscopio: líneas que se mueven en color, a menudo metálicas con altura, ancho y, lo más importante, profundidad. Mi música favorita tiene líneas que se extienden horizontalmente más allá del área de 'pantalla'".

Las personas rara vez se ponen de acuerdo sobre el color de un sonido determinado. Si bemol puede ser naranja para una persona y azul para otra. Los compositores Franz Liszt y Nikolai Rimsky-Korsakov son famosos por no estar de acuerdo con los colores de las teclas musicales.

Sinestesia de secuencia espacial Editar

Aquellos con sinestesia de secuencia espacial (SSS) tienden a ver las secuencias numéricas como puntos en el espacio. Por ejemplo, el número 1 podría estar más lejos y el número 2 podría estar más cerca. Las personas con SSS pueden tener recuerdos superiores en un estudio, pudieron recordar eventos y recuerdos pasados ​​mucho mejor y con mucho más detalle que aquellos sin la afección. También ven meses o fechas en el espacio que los rodea. Algunas personas ven el tiempo como un reloj por encima y alrededor de ellos. [ fuente médica poco confiable? ] [23] [24]

Formulario de número Editar

Una forma numérica es un mapa mental de números que aparece automática e involuntariamente cada vez que alguien que experimenta sinestesia de formas numéricas piensa en números. Estos números pueden aparecer en diferentes ubicaciones y el mapeo cambia y varía entre individuos. Las formas numéricas fueron documentadas y nombradas por primera vez en 1881 por Francis Galton en "Las visiones de personas cuerdas". [25] Se sugiere que esto podría deberse a una "activación cruzada" de la vía neural que conecta los lóbulos parietales y la circunvolución angular. Ambas áreas están involucradas en la cognición numérica y la cognición espacial, respectivamente. [26]

Sinestesia auditivo-táctil Editar

En sinestesia auditivo-táctil, ciertos sonidos pueden inducir sensaciones en partes del cuerpo. Por ejemplo, alguien con sinestesia auditivo-táctil puede experimentar que escuchar una palabra o sonido específico se siente como un tacto en una parte específica del cuerpo o puede experimentar que ciertos sonidos pueden crear una sensación en la piel sin ser tocado (no confundir con la reacción general más leve conocida como escalofrío, que afecta aproximadamente al 50% de la población). Es una de las formas menos comunes de sinestesia. [27]

Personificación lingüística ordinal Editar

La personificación lingüística ordinal (OLP, o personificación para abreviar) es una forma de sinestesia en la que secuencias ordenadas, como números ordinales, nombres de días de la semana, meses y letras alfabéticas, se asocian con personalidades o géneros (Simner & amp Hubbard 2006). Por ejemplo, el número 2 podría ser un niño pequeño con mal genio, o la letra G podría ser una madre ocupada con una cara amable. Aunque esta forma de sinestesia se documentó ya en la década de 1890 (Flournoy 1893 error harvnb: no target: CITEREFFlournoy1893 (ayuda) Calkins 1893 error harvnb: no target: CITEREFCalkins1893 (help)), los investigadores hasta hace poco habían prestado poca atención a este formulario. (ver Historia de la investigación de la sinestesia). Esta forma de sinestesia fue denominada OLP en la literatura contemporánea por Julia Simner et al. [28] aunque ahora también es ampliamente reconocida por el término sinestesia de "secuencia-personalidad". La personificación lingüística ordinaria suele coexistir con otras formas de sinestesia, como la sinestesia grafema-color.

Misofonia Editar

La misofonía es un trastorno neurológico en el que las experiencias negativas (ira, miedo, odio, disgusto) se desencadenan por sonidos específicos. Cytowic sugiere que la misofonía está relacionada con, o quizás una variedad de, sinestesia. [29] Edelstein y sus colegas han comparado la misofonía con la sinestesia en términos de conectividad entre diferentes regiones del cerebro, así como síntomas específicos. [29] Formaron la hipótesis de que "una distorsión patológica de las conexiones entre la corteza auditiva y las estructuras límbicas podría causar una forma de sinestesia sonido-emoción". [30] Los estudios sugieren que las personas con misofonía tienen un nivel de sensibilidad auditiva normal, pero el sistema límbico y el sistema nervioso autónomo están constantemente en un "estado elevado de excitación" donde las reacciones anormales a los sonidos serán más frecuentes. [31]

Los estudios más recientes sugieren que, dependiendo de su gravedad, la misofonía podría estar asociada con un menor control cognitivo cuando las personas están expuestas a ciertas asociaciones y desencadenantes. [32]

No está claro qué causa la misofonía. Algunos científicos creen que podría ser genético, otros creen que está presente con otras condiciones adicionales, sin embargo, no hay suficiente evidencia para concluir qué lo causa. [33] No existen tratamientos actuales para la afección, pero podrían manejarse con diferentes tipos de estrategias de afrontamiento. [33] Estas estrategias varían de persona a persona, algunos han informado que se evitan ciertas situaciones que podrían desencadenar la reacción: imitar los sonidos, cancelar los sonidos usando diferentes métodos como tapones para los oídos, música, diálogo interno y muchas otras tácticas. La mayoría de los misofónicos los utilizan para "sobrescribir" los sonidos producidos por otros. [34]

Sinestesia de tacto espejo Editar

Esta es una forma de sinestesia en la que las personas sienten la misma sensación que siente otra persona (como el tacto). Por ejemplo, cuando un sinestésico observa que alguien golpea su hombro, el sinestésico siente involuntariamente un golpecito en su propio hombro también. Se ha demostrado que las personas con este tipo de sinestesia tienen niveles más altos de empatía en comparación con la población general. Esto puede estar relacionado con las llamadas neuronas espejo presentes en las áreas motoras del cerebro, que también se han relacionado con la empatía. [35]

Sinestesia léxico-gustativa Editar

Esta es otra forma de sinestesia en la que se experimentan ciertos gustos al escuchar palabras. Por ejemplo, la palabra baloncesto puede saber a gofres. El documental 'Derek Tastes Of Earwax' recibe su nombre de este fenómeno, en referencia al dueño del pub James Wannerton, quien experimenta esta sensación particular cada vez que escucha el nombre. [36] [37] Se estima que el 0,2% de la población de sinestesia tiene esta forma de sinestesia, lo que la convierte en la forma más rara. [38]

Sinestesia cinestésica Editar

La sinestesia cinestésica es una de las formas de sinestesia documentadas más raras del mundo. [39] Esta forma de sinestesia es una combinación de varios tipos diferentes de sinestesia. Las características parecen similares a la sinestesia auditivo-táctil, pero las sensaciones no están aisladas de números o letras individuales, sino de sistemas complejos de relaciones. El resultado es la capacidad de memorizar y modelar relaciones complejas entre numerosas variables al sentir sensaciones físicas alrededor del movimiento cinestésico de variables relacionadas. Reports include feeling sensations in the hands or feet, coupled with visualizations of shapes or objects when analyzing mathematical equations, physical systems, or music. In another case, a person described seeing interactions between physical shapes causing sensations in the feet when solving a math problem. Generally, those with this type of synesthesia can memorize and visualize complicated systems, and with a high degree of accuracy, predict the results of changes to the system. Examples include predicting the results of computer simulations in subjects such as quantum mechanics or fluid dynamics when results are not naturally intuitive. [21] [40]

Other forms Edit

Other forms of synesthesia have been reported, but little has been done to analyze them scientifically. There are at least 80 types of synesthesia. [39]

In August 2017 a research article in the journal Social Neuroscience reviewed studies with fMRI to determine if persons who experience autonomous sensory meridian response are experiencing a form of synesthesia. While a determination has not yet been made, there is anecdotal evidence that this may be the case, based on significant and consistent differences from the control group, in terms of functional connectivity within neural pathways. It is unclear whether this will lead to ASMR being included as a form of existing synesthesia, or if a new type will be considered. [41]

Some synesthetes often report that they were unaware their experiences were unusual until they realized other people did not have them, while others report feeling as if they had been keeping a secret their entire lives. [42] The automatic and ineffable nature of a synesthetic experience means that the pairing may not seem out of the ordinary. Esta naturaleza involuntaria y constante ayuda a definir la sinestesia como una experiencia real. Most synesthetes report that their experiences are pleasant or neutral, although, in rare cases, synesthetes report that their experiences can lead to a degree of sensory overload. [21]

Though often stereotyped in the popular media as a medical condition or neurological aberration, many synesthetes themselves do not perceive their synesthetic experiences as a handicap. On the contrary, some report it as a gift – an additional "hidden" sense – something they would not want to miss. Most synesthetes become aware of their distinctive mode of perception in their childhood. Some have learned how to apply their ability in daily life and work. Synesthetes have used their abilities in memorization of names and telephone numbers, mental arithmetic, and more complex creative activities like producing visual art, music, and theater. [42]

Despite the commonalities which permit the definition of the broad phenomenon of synesthesia, individual experiences vary in numerous ways. This variability was first noticed early in synesthesia research. [43] Some synesthetes report that vowels are more strongly colored, while for others consonants are more strongly colored. [21] Self-reports, interviews, and autobiographical notes by synesthetes demonstrate a great degree of variety in types of synesthesia, the intensity of synesthetic perceptions, awareness of the perceptual discrepancies between synesthetes and non-synesthetes, and the ways synesthesia is used in work, creative processes, and daily life. [42] [44]

Synesthetes are very likely to participate in creative activities. [40] It has been suggested that individual development of perceptual and cognitive skills, in addition to one's cultural environment, produces the variety in awareness and practical use of synesthetic phenomena. [7] [44] Synesthesia may also give a memory advantage. In one study, conducted by Julia Simner of the University of Edinburgh, it was found that spatial sequence synesthetes have a built-in and automatic mnemonic reference. Whereas a non-synesthete will need to create a mnemonic device to remember a sequence (like dates in a diary), a synesthete can simply reference their spatial visualizations. [45]

As of 2015, the neurological correlates of synesthesia had not been established. [47]

Dedicated regions of the brain are specialized for given functions. Increased cross-talk between regions specialized for different functions may account for the many types of synesthesia. For example, the additive experience of seeing color when looking at graphemes might be due to cross-activation of the grapheme-recognition area and the color area called V4 (see figure). [46] This is supported by the fact that grapheme–color synesthetes can identify the color of a grapheme in their peripheral vision even when they cannot consciously identify the shape of the grapheme. [46]

An alternative possibility is disinhibited feedback, or a reduction in the amount of inhibition along normally existing feedback pathways. [48] Normally, excitation and inhibition are balanced. However, if normal feedback were not inhibited as usual, then signals feeding back from late stages of multi-sensory processing might influence earlier stages such that tones could activate vision. Cytowic and Eagleman find support for the disinhibition idea in the so-called acquired forms [5] of synesthesia that occur in non-synesthetes under certain conditions: temporal lobe epilepsy, [49] head trauma, stroke, and brain tumors. They also note that it can likewise occur during stages of meditation, deep concentration, sensory deprivation, or with use of psychedelics such as LSD or mescaline, and even, in some cases, marijuana. [5] However, synesthetes report that common stimulants, like caffeine and cigarettes do not affect the strength of their synesthesia, nor does alcohol. [5] : 137–40

A very different theoretical approach to synesthesia is that based on ideasthesia. According to this account, synesthesia is a phenomenon mediated by the extraction of the meaning of the inducing stimulus. Thus, synesthesia may be fundamentally a semantic phenomenon. Therefore, to understand neural mechanisms of synesthesia the mechanisms of semantics and the extraction of meaning need to be understood better. This is a non-trivial issue because it is not only a question of a location in the brain at which meaning is "processed" but pertains also to the question of understanding – epitomized in e.g., the Chinese room problem. Thus, the question of the neural basis of synesthesia is deeply entrenched into the general mind–body problem and the problem of the explanatory gap. [50]

Genética Editar

Due to the prevalence of synesthesia among the first-degree relatives of people affected, [51] there may be a genetic basis, as indicated by the monozygotic twins studies showing an epigenetic component. [ cita médica necesaria ] Synesthesia might also be an oligogenic condition, with locus heterogeneity, multiple forms of inheritance, and continuous variation in gene expression. [ cita médica necesaria ] Women have a higher chance of developing synesthesia, as demonstrated in the UK where females are 8 times more likely to have it. [ cita médica necesaria ]

Although often termed a "neurological condition," synesthesia is not listed in either the DSM-IV or the ICD since it usually does not interfere with normal daily functioning. [52] Indeed, most synesthetes report that their experiences are neutral or even pleasant. [21] Like perfect pitch, synesthesia is simply a difference in perceptual experience.

The simplest approach is test-retest reliability over long periods of time, using stimuli of color names, color chips, or a computer-screen color picker providing 16.7 million choices. Synesthetes consistently score around 90% on the reliability of associations, even with years between tests. [3] In contrast, non-synesthetes score just 30–40%, even with only a few weeks between tests and a warning that they would be retested. [3]

Many tests exist for synesthesia. Each common type has a specific test. When testing for grapheme–color synesthesia, a visual test is given. The person is shown a picture that includes black letters and numbers. A synesthete will associate the letters and numbers with a specific color. An auditory test is another way to test for synesthesia. A sound is turned on and one will either identify it with a taste or envision shapes. The audio test correlates with chromesthesia (sounds with colors). Since people question whether or not synesthesia is tied to memory, the "retest" is given. One is given a set of objects and is asked to assign colors, tastes, personalities, or more. After a period of time, the same objects are presented and the person is asked again to do the same task. The synesthete can assign the same characteristics because that person has permanent neural associations in the brain, rather than memories of a certain object. [ cita médica necesaria ]

Grapheme–color synesthetes, as a group, share significant preferences for the color of each letter (e.g., A tends to be red O tends to be white or black S tends to be yellow, etc.) [21] Nonetheless, there is a great variety in types of synesthesia, and within each type, individuals report differing triggers for their sensations and differing intensities of experiences. This variety means that defining synesthesia in an individual is difficult, and the majority of synesthetes are completely unaware that their experiences have a name. [21]

Neurologist Richard Cytowic identifies the following diagnostic criteria for synesthesia in his primero edition book. However, the criteria are different in the second book: [3] [4] [5]

  1. Synesthesia is involuntary and automatic.
  2. Synesthetic perceptions are spatially extended, meaning they often have a sense of "location." For example, synesthetes speak of "looking at" or "going to" a particular place to attend to the experience.
  3. Synesthetic percepts are consistent and generic (i.e., simple rather than pictorial).
  4. Synesthesia is highly memorable.
  5. Synesthesia is laden with affect.

Cytowic's early cases mainly included individuals whose synesthesia was frankly projected outside the body (e.g., on a "screen" in front of one's face). Later research showed that such stark externalization occurs in a minority of synesthetes. Refining this concept, Cytowic and Eagleman differentiated between "localizers" and "non-localizers" to distinguish those synesthetes whose perceptions have a definite sense of spatial quality from those whose perceptions do not. [5]

Estimates of prevalence of synesthesia have ranged widely, from 1 in 4 to 1 in 25,000–100,000. However, most studies have relied on synesthetes reporting themselves, introducing self-referral bias. [53] In what is cited as the most accurate prevalence study so far, [53] self-referral bias was avoided by studying 500 people recruited from the communities of Edinburgh and Glasgow Universities it showed a prevalence of 4.4%, with 9 different variations of synesthesia. [54] This study also concluded that one common form of synesthesia – grapheme–color synesthesia (colored letters and numbers) – is found in more than one percent of the population, and this latter prevalence of graphemes–color synesthesia has since been independently verified in a sample of nearly 3,000 people in the University of Edinburgh. [55]

The most common forms of synesthesia are those that trigger colors, and the most prevalent of all is day–color. [54] Also relatively common is grapheme–color synesthesia. We can think of "prevalence" both in terms of how common is synesthesia (or different forms of synesthesia) within the population, or how common are different forms of synesthesia within synesthetes. So within synesthetes, forms of synesthesia that trigger color also appear to be the most common forms of synesthesia with a prevalence rate of 86% within synesthetes. [54] In another study, music–color is also prevalent at 18–41%. [ cita necesaria ] Some of the rarest are reported to be auditory–tactile, mirror-touch, and lexical–gustatory. [56]

There is research to suggest that the likelihood of having synesthesia is greater in people with autism. [57]

The interest in colored hearing dates back to Greek antiquity when philosophers asked if the color (chroia, what we now call timbre) of music was a quantifiable quality. [58] Isaac Newton proposed that musical tones and color tones shared common frequencies, as did Goethe in his book Theory of Colours. [59] There is a long history of building color organs such as the clavier à lumières on which to perform colored music in concert halls. [60] [61] In further support of this notion, in Indian classical music, the musical terms raga and rasa are also synonyms for color and (quality of) taste, respectively. [ cita necesaria ]

The first medical description of "colored hearing" is in an 1812 thesis by the German physician Georg Tobias Ludwig Sachs. [62] [17] [18] The "father of psychophysics," Gustav Fechner, reported the first empirical survey of colored letter photisms among 73 synesthetes in 1876, [63] [64] followed in the 1880s by Francis Galton. [10] [65] [66] Carl Jung refers to "color hearing" in his Symbols of Transformation in 1912. [67]

In the early 1920s, the Bauhaus teacher and musician Gertrud Grunow researched the relationships between sound, color, and movement and developed a 'twelve-tone circle of colour' which was analogous with the twelve-tone music of the Austrian composer Arnold Schönberg (1874-1951). [68] She was a participant in at least one of the Congresses for Colour-Sound Research (German:Kongreß für Farbe-Ton-Forschung) held in Hamburg in the late 1920s and early 1930s. [69]

Research into synesthesia proceeded briskly in several countries, but due to the difficulties in measuring subjective experiences and the rise of behaviorism, which made the study of alguna subjective experience taboo, synesthesia faded into scientific oblivion between 1930 and 1980. [ cita necesaria ]

As the 1980s cognitive revolution made inquiry into internal subjective states respectable again, scientists returned to synesthesia. Led in the United States by Larry Marks and Richard Cytowic, and later in England by Simon Baron-Cohen and Jeffrey Gray, researchers explored the reality, consistency, and frequency of synesthetic experiences. In the late 1990s, the focus settled on grapheme → color synesthesia, one of the most common [21] and easily studied types. Psychologists and neuroscientists study synesthesia not only for its inherent appeal but also for the insights it may give into cognitive and perceptual processes that occur in synesthetes and non-synesthetes alike. Synesthesia is now the topic of scientific books and papers, Ph.D. theses, documentary films, and even novels. [ cita necesaria ]

Since the rise of the Internet in the 1990s, synesthetes began contacting one another and creating websites devoted to the condition. These rapidly grew into international organizations such as the American Synesthesia Association, the UK Synaesthesia Association, the Belgian Synesthesia Association, the Canadian Synesthesia Association, the German Synesthesia Association, and the Netherlands Synesthesia Web Community. [ cita necesaria ]

Casos notables Editar

Solomon Shereshevsky, a newspaper reporter turned celebrated mnemonist, was discovered by Russian neuropsychologist, Alexander Luria, to have a rare fivefold form of synesthesia. [20] Words and text were not only associated with highly vivid visuospatial imagery but also sound, taste, color, and sensation. [20] Shereshevsky could recount endless details of many things without form, from lists of names to decades-old conversations, but he had great difficulty grasping abstract concepts. The automatic, and nearly permanent, retention of every detail due to synesthesia greatly inhibited Shereshevsky's ability to understand what he read or heard. [20]

Neuroscientist and author V.S. Ramachandran studied the case of a grapheme–color synesthete who was also color blind. While he couldn't see certain colors with his eyes, he could still "see" those colors when looking at certain letters. Because he didn't have a name for those colors, he called them "Martian colors." [70]

Art Edit

Other notable synesthetes come particularly from artistic professions and backgrounds. Synesthetic art historically refers to multi-sensory experiments in the genres of visual music, music visualization, audiovisual art, abstract film, and intermedia. [42] [71] [72] [73] [74] [75] Distinct from neuroscience, the concept of synesthesia in the arts is regarded as the simultaneous perception of multiple stimuli in one gestalt experience. [76]

Neurological synesthesia has been a source of inspiration for artists, composers, poets, novelists, and digital artists. Vladimir Nabokov writes explicitly about synesthesia in several novels. Wassily Kandinsky (a synesthete) and Piet Mondrian (not a synesthete) both experimented with image–music congruence in their paintings. Alexander Scriabin composed colored music that was deliberately contrived and based on the circle of fifths, whereas Olivier Messiaen invented a new method of composition (the modes of limited transposition) specifically to render his bi-directional sound–color synesthesia. For example, the red rocks of Bryce Canyon are depicted in his symphony Des canyons aux étoiles. ("From the Canyons to the Stars"). New art movements such as literary symbolism, non-figurative art, and visual music have profited from experiments with synesthetic perception and contributed to the public awareness of synesthetic and multi-sensory ways of perceiving. [42]

Contemporary artists with synesthesia, such as Carol Steen [77] and Marcia Smilack [78] (a photographer who waits until she gets a synesthetic response from what she sees and then takes the picture), use their synesthesia to create their artwork. Brandy Gale, a Canadian visual artist, experiences an involuntary joining or crossing of any of her senses – hearing, vision, taste, touch, smell and movement. Gale paints from life rather than from photographs and by exploring the sensory panorama of each locale attempts to capture, select, and transmit these personal experiences. [79] [80] [81]

David Hockney perceives music as color, shape, and configuration and uses these perceptions when painting opera stage sets (though not while creating his other artworks). Kandinsky combined four senses: color, hearing, touch, and smell. [3] [5] Nabokov described his grapheme–color synesthesia at length in his autobiography, Speak, Memory, and portrayed it in some of his characters. [82] In addition to Messiaen, whose three types of complex colors are rendered explicitly in musical chord structures that he invented, [5] [83] other composers who reported synesthesia include Duke Ellington, [84] Rimsky-Korsakov, [85] and Jean Sibelius. [72] Michael Torke is a contemporary example of a synesthetic composer. [72] Physicist Richard Feynman describes his colored equations in his autobiography, ¿Qué le importa lo que piensen los demás? [86]

Other notable synesthetes include musicians Billy Joel, [87] : 89, 91 Itzhak Perlman, [87] : 53 Lorde, [88] Billie Eilish, [89] Brendon Urie, [90] [91] Ida Maria, [92] and Brian Chase [93] [94] inventor Nikola Tesla [95] electronic musician Richard D. James a.k.a. Aphex Twin (who claims to be inspired by lucid dreams as well as music) and classical pianist Hélène Grimaud. Drummer Mickey Hart of The Grateful Dead wrote about his experiences with synaesthesia in his autobiography Drumming at the Edge of Magic. [96] Pharrell Williams, of the groups The Neptunes and N.E.R.D., also experiences synesthesia [97] [98] and used it as the basis of the album Seeing Sounds. Singer/songwriter Marina and the Diamonds experiences music → color synesthesia and reports colored days of the week. [99]

Some artists frequently mentioned as synesthetes did not, in fact, have the neurological condition. Scriabin's 1911 Prometeo, for example, is a deliberate contrivance whose color choices are based on the circle of fifths and appear to have been taken from Madame Blavatsky. [5] [100] The musical score has a separate staff marked luce whose "notes" are played on a color organ. Technical reviews appear in period volumes of Científico americano. [5] On the other hand, his older colleague Rimsky-Korsakov (who was perceived as a fairly conservative composer) was, in fact, a synesthete. [101]

French poets Arthur Rimbaud and Charles Baudelaire wrote of synesthetic experiences, but there is no evidence they were synesthetes themselves. Baudelaire's 1857 Correspondances introduced the notion that the senses can and should intermingle. Baudelaire participated in a hashish experiment by psychiatrist Jacques-Joseph Moreau and became interested in how the senses might affect each other. [42] Rimbaud later wrote Voyelles (1871), which was perhaps more important than Correspondances in popularizing synesthesia. He later boasted "J'inventais la couleur des voyelles!" (I invented the colors of the vowels!). [102]

Daniel Tammet wrote a book on his experiences with synesthesia called Born on a Blue Day. [103]

Joanne Harris, author of Chocolate, is a synesthete who says she experiences colors as scents. [104] Her novel Blueeyedboy features various aspects of synesthesia.

Ramin Djawadi, a composer best known for his work on composing the theme songs and scores for such TV series as Game of Thrones, Westworld and for the Hombre de Acero movie, also has synesthesia. He says he tends to "associate colors with music, or music with colors." [105]

Literature Edit

Synesthesia is sometimes used as a plot device or way of developing a character's inner life. Author and synesthete Pat Duffy describes four ways in which synesthetic characters have been used in modern fiction. [106] [107]

  • Synesthesia as Romantic ideal: in which the condition illustrates the Romantic ideal of transcending one's experience of the world. Books in this category include El don by Vladimir Nabokov.
  • Synesthesia as pathology: in which the trait is pathological. Books in this category include The Whole World Over by Julia Glass.
  • Synesthesia as Romantic pathology: in which synesthesia is pathological but also provides an avenue to the Romantic ideal of transcending quotidian experience. Books in this category include Holly Payne’s The Sound of Blue and Anna Ferrara's The Woman Who Tried To Be Normal.
  • Synesthesia as psychological health and balance: Painting Ruby Tuesday by Jane Yardley, and A Mango-Shaped Space by Wendy Mass.

Many literary depictions of synesthesia are not accurate. Some say more about an author's interpretation of synesthesia than the phenomenon itself. [ cita necesaria ]

Research on synesthesia raises questions about how the brain combines information from different sensory modalities, referred to as crossmodal perception or multisensory integration. [ cita necesaria ]

An example of this is the bouba/kiki effect. In an experiment first designed by Wolfgang Köhler, people are asked to choose which of two shapes is named bouba and which kiki. The angular shape, kiki, is chosen by 95–98% and bouba for the rounded one. Individuals on the island of Tenerife showed a similar preference between shapes called takete y maluma. Even 2.5-year-old children (too young to read) show this effect. [108] Research indicated that in the background of this effect may operate a form of ideasthesia. [109]

Researchers hope that the study of synesthesia will provide better understanding of consciousness and its neural correlates. In particular, synesthesia might be relevant to the philosophical problem of qualia, [6] [110] given that synesthetes experience extra qualia (e.g., colored sound). An important insight for qualia research may come from the findings that synesthesia has the properties of ideasthesia, [14] which then suggest a crucial role of conceptualization processes in generating qualia. [13]

Technological applications Edit

Synesthesia also has a number of practical applications, one of which is the use of 'intentional synesthesia' in technology. [111]

The Voice (vOICe) Edit

Peter Meijer developed a sensory substitution device for the visually impaired called The vOICe (the capital letters "O," "I," and "C" in "vOICe" are intended to evoke the expression "Oh I see"). The vOICe is a privately owned research project, running without venture capital, that was first implemented using low-cost hardware in 1991. [112] The vOICe is a visual-to-auditory sensory substitution device (SSD) preserving visual detail at high resolution (up to 25,344 pixels). [113] The device consists of a laptop, head-mounted camera or computer camera, and headphones. The vOICe converts visual stimuli of the surroundings captured by the camera into corresponding aural representations (soundscapes) delivered to the user through headphones at a default rate of one soundscape per second. Each soundscape is a left-to-right scan, with height represented by pitch, and brightness by loudness. [114] The vOICe compensates for the loss of vision by converting information from the lost sensory modality into stimuli in a remaining modality. [115]


Sentidos especiales

All human awareness and knowledge is due to detection interpretation of stimuli. Some of the stimuli is received by sensory receptors present in the body. Other stimuli is received by highly complex receptor organs which are referred to as the special senses.

The special senses are the senses that have specialized organs devoted to them.

Special senses include the following:

  • Hearing (the ear)
  • Sight/Vision (the eye)
  • Smell (the nose)
  • Taste (the tongue)

The special senses have specialized sensory receptors or nerve endings. These nerve endings are present in the ears, eyes, nose and mouth. Nerve impulses from these specialized nerve endings travel to specific areas of the brain’s cerebral cortex where they are processed to create perception at the conscious level as sight, sound, smell, taste, and balance. Apart from hearing, the ear also plays a role in maintaining balance of the body. Special senses enable the body to detect changes in the environment and provide information necessary for maintaining homeostasis.


Ver el vídeo: CLASE 05: SENTIDO DEL GUSTO Y OLFATO parte 1 (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Gardarn

    No eres como el experto :)

  2. Alhan

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, está equivocado. Vamos a discutir.

  3. Slansky

    Confirmo. Sucede. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  4. Anguysh

    Solía ​​pensar diferente, gracias por la explicación.

  5. Wiellaford

    ¡El consuelo barato!



Escribe un mensaje